Asexualidad: una condición de vida

Santo Domingo,Rep.Dom.- En la vida los seres humanos se caracterizan por su capacidad de decidir lo que desean disfrutar. El placer, como un sentimiento agradable, está presente a la hora de comer, beber, divertirse o tener sexo. Sin embargo, no todos pueden sentir atracción sexual.

Ana Simó, experta en Sexología, explica que existen personas asexuales, es decir, que no sienten atracción sexual. 

La sexóloga expone que las personas diagnosticadas lo definen como la falta de deseo sexual. 

“Nunca piensan en erotismo y no se encuentran a nadie atractivo en este deseo. Ellos pueden ver la belleza exterior pero no con el morbo que otros lo ven”, dice.

La falta de interés en el sexo conduce a hombres y mujeres afectados con la misma condición a no intimar. Para ellos simplemente el acto sexual no es importante, tienen otras cosas que disfrutar, explica Simó.

Diagnóstico
Para tener una evaluación correcta, la sexóloga Sonia Romero recomienda tener en cuenta que estas personas no son enfermas. La  actitud de ellos no se debe a problemas religiosos o morales. Para el sexólogo diagnosticar esta condición debe descartar problemas hormonales o el uso de algún fármaco que pueda estar produciéndole esa ausencia de deseo sexual.

Vida amorosa
El amor hace sentir cosas maravillosas como estar felices y sonreír todo el día.

Romero aclara que si el asexual se enamora de una persona activa, puede llegar a consumar el acto sexual solo por complacerla y por darse la oportunidad de ver si cambia su condición. Por eso pueden tener hijos. 

Algunos practican la masturbación solo en forma ocasional.

Existe otro tipo de asexual que, como expone Ana Simó, es el que disfruta de los placeres de la vida, como enamorase, tiener su pareja y expresar afectos, pero  sin complacer a la pareja en el coito. 

 “Muchos asexuales formalizan una relación con una persona totalmente diferente y tratan de llegar a un acuerdo de no tener relaciones sexuales”.

Pero hay muchos acuerdos que al final se rompen,  como en el caso de la pareja  que no acepta la condición de su amado. 

Ayuda
La sexóloga Simó explica:  “Es necesario la ayuda de un terapeuta, pues muchas veces la pareja puede interpretarlo como rechazo, falta de interés, falta de amor, infidelidad, y por eso es tan importante la psicoeducación”.

La crisis aparece cuando el que siente el gusto por el sexo le exige a  su pareja responsabilidad en la cama y ahí comienza la diferencia de criterios. Esta es la razón por la que visitan a los sexólogos, aunque no es frecuente en consultas los casos de personas asexuales, comenta Simó.

Para el asexual, esto no es un problema, es una condición y es la razón por la cual la gran mayoría lo acepta, resalta Simó.

Pero muchas veces tener una condición es un arma de doble filo que trae consigo el rechazo. Por esta razón Simó puntualiza: “A pesar de ser pocos los casos en que la persona no acepta su condición asexual y trata de olvidarse de sí mismo para complacer a su pareja, las consecuencias que sufre la lleva a determinados problemas, entre los cuales se encuentran: bloqueo, depresión, angustia, baja autoestima, sensación de abuso y desamor”. 

((Más
Otras vías de estimulación
Los asexuales dominan el autoplacer por diversos tipos de estimulación, como el de la masturbación, aclara la sexóloga Ana Simó.

“No necesariamente los asexuales se  abstienen, pues esto no es el celibato, donde la persona reprime su deseo sexual, esta condición no le permite a las persona sentirse atraída a compartir en una actividad sexual con otra persona”.

Estas personas pueden sentir deseos de masturbarse, pero sin la necesidad de pensar en alguien, es decir, sin la necesidad de fantasear, aclara Simó. 

Top