Spanish Chinese (Simplified) English French German Haitian Creole Hindi Italian Portuguese Russian

¿Sabes cuando la gente se pone paranoica y tapa las cámaras de sus dispositivos? Pues algo así podría estar pasando de verdad. Al parecer, según la compañía de seguridad AVG, su equipo de seguridad acaba de descubrir un malware para Android que podría hacer fotos y llamar, incluso cuando nuestro smartphone está apagado. Este tipo de virus siempre ha sido considerado más como algo perteneciente a la ciencia ficción o a las películas de espías que a la realidad, hasta ahora. 

La compañía española Geeksphone, fundada en 2009 y dedicada al diseño y fabricación de teléfonos móviles inteligentes, ha anunciado su primer dispositivo wearable, que estará disponible durante la segunda mitad de 2015. Lo hará bajo el nombre de Geeksme, que da sus primeros pasos en la tecnología wearable con el desarrollo de una pulsera cuantificadora. El wearable de Geeksphoneofrecerá información útil sobre el estilo de vida de las personas y que será un dispositivo trendy afín al ámbito de la moda. El primer dispositivo de la nueva línea de productos Geeksme tendrá la forma de una pulsera de actividad que monitorizará los principales datos de la actividad física que realicen los usuarios. La pulsera les permitirá establecer objetivos para ayudar a mejorar físicamente de una manera saludable, incluyendo, entre otras muchas cosas, el número de pasos caminados diariamente, la distancia recorrida o las calorías quemadas.

En un futuro no demasiado lejano, será posible conectarse a Internet a una velocidad 200 veces mayor que la máxima velocidad que permite el WiFi actual. Pero los datos no se transmitirán a través del aire, sino en un rayo de luz.

Hubo un tiempo, hace unas décadas, en donde Sony era la compañía de electrónica más importante del mundo. Sus televisores, cámaras de fotos y electrodomésticos no tenían competencia, pese a venderse a precios relativamente altos. 

Google lanzará un servicio de suscripción de YouTube en "2 meses". Así lo confirmó ayer Robert Kyncl, director de contenido y negocio de YouTube, a la CNBC.

Con esta medida buscan "afinar la experiencia" además de obtener una nueva rama de ingresos. El servicio de suscripción de YouTube tendrá como fin dotar al usuario que pague, del contenido libre de anuncios. 

Diez minutos y cincuenta y cuatro segundos. Es lo que ha tardado Betsy Davies, una niña de siete años, en hackear una red WiFi pública para entrar en uno de los portátiles conectados a la red, e interceptar todos sus datos.

Top