Equinoccio de otoño: ¿realmente se ha acabado el verano?

22 Septiembre 2017

El otoño astronómico comenzará este viernes 22 de septiembre en el hemisferio norte a las 22.02 hora peninsular. La nueva estación se extenderá a lo largo de 89 días y 20 horas, hasta el 21 de diciembre, cuando comenzará el invierno, según precisa el Instituto Geográfico Nacional (IGN), que no espera ningún eclipse estos meses pero sí un cielo que brillará por la presencia de los planetas Marte, Venus, Júpiter y Saturno, por lluvias de estrellas de dracónidas, leónidas y gemínidas y por la Luna llena que, a lo largo de la estación, lucirá tres noches. El cambio, sin embargo, no se notará apenas en las temperaturas, que estarán por encima de lo que es habitual para esta época del año.

 

Entre los fenómenos astronómicos más destacados del otoño de 2017 figura la conjunción Venus-Marte, el 5 de octubre. La primera lluvia de meteoros importante del otoño será la de las dracónidas, cuyo máximo apogeo tendrá lugar hacia el 8 de octubre, mientras que las leónidas, otra lluvia popular en otoño y ocasionalmente intensa, empezará alrededor del 17 de noviembre, y las gemínidas se darán alrededor del 13 de diciembre.

La primera Luna llena del otoño iluminará la noche del 5 de octubre mientras que las siguientes lo harán el 4 de noviembre y el 3 de diciembre. La Luna nueva será visible el 19 de octubre, 18 de noviembre y 18 de diciembre. En cuanto a las agrupaciones de estrellas conocidas como constelaciones, alrededor de la Estrella Polar se verán el Cisne, Casiopea, la Osa Menor y la Jirafa.

Otro de los hitos del otoño llegará el domingo 29 de octubre, cuando se producirá el cambio de hora de verano para recuperar el horario de invierno. Ese día, a las tres de la madrugada hora peninsular habrá que retrasar el reloj una hora, hasta las dos de la madrugada, con lo que este día tendrá una hora más. 

Ver imagen en Twitter
 
El inicio del otoño se produce cuando el día se acorta hasta durar lo mismo que la noche y ese momento varía en función del año. En el hemisferio norte comienza con el equinoccio de otoño —del latín aequinoctium, que significa noche igual— y esa fecha y hora puede variar entre el 21 y el 24 de septiembre. En este siglo el equinoccio de otoño solo oscilará entre el día 22 y 23 de septiembre en el hemisferio norte, mientras que en el hemisferio sur lo hace los mismos días pero de marzo. Las variaciones de un año a otro son debidas al modo en que encaja la secuencia de años según el calendario (unos son bisiestos, otros no) con la duración de cada órbita de la Tierra alrededor del Sol. Otra de las peculiaridades del otoño viene dada por ser la época del año en que la longitud del día se acorta más rápido en casi tres minutos cada día.

Por otro lado, el otoño meteorológico llegará con calor y estabilidad atmosférica, según el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) Rubén del Campo, que ha añadido en que las primeras semanas de la estación hará también más calor de lo habitual en la mayor parte del país. En concreto, su llegada se producirá con temperaturas más altas de lo normal excepto en el noreste y este, mientras que la última semana de septiembre se situarán en torno a los valores normales y volverán a subir en la primera semana de octubre, cuando las temperaturas serán un grado más altas de lo habitual en el interior de la Península.

En cuanto a las precipitaciones, entre el 18 y el 24 de septiembre lloverá menos que los valores normales para estas fechas, mientras que la semana siguiente lloverá en torno a los niveles normales excepto en el Mediterráneo, donde estarán algo por encima, y volverán a los valores normales en la primera semana de octubre.

Ver imagen en Twitter
Ver imagen en Twitter
 
En general, el otoño se prevé más cálido de lo habitual —con unas temperaturas de entre 0,2 y 0,5 grados por encima de la media, aunque pueden ser de entre medio y un grado más en zonas del sur y del noreste— y con menos lluvias de las que son necesarias para compensar la falta de agua que afecta a casi todo el país, según la predicción estacional de la Aemet.

El cambio de estación es un momento cargado de simbolismo y de referencias mitológicas. En España, uno de los lugares más especiales para recibir el otoño es el Dolmen de Soto, en el municipio de Trigueros (Huelva), donde se espera con expectación la llegada del Milagro del Sol. Se trata del momento en el que el primer rayo de sol comienza a iluminar la galería del monumento hasta alcanzar el fondo de la cámara funeraria, que se se produce en los equinoccios de primavera y otoño. 

 

Fuente: El País

Top