Spanish Chinese (Simplified) English French German Haitian Creole Hindi Italian Portuguese Russian

Con el respeto que usted se merece, queremos ponerlo al tanto del caos que estamos viviendo con la construcción de escuelas con las que desgraciadamente fuimos “agraciados” y con esto no queremos empañar su magnífica gestión, sino al contrario buscamos que todo esto marche como usted soñaba que debía haber sido.

En momentos en que los empleadores y los trabajadores discuten un aumento del 20% al salario mínimo resulta extraño que no es tema de discusión el cumplimiento de la nacionalización del trabajo, ya que los pocos trabajos formales e informales disponibles están ocupados cada vez más por extranjeros indocumentados. Sólo hay que salir a las calles o visitar nuestros campos para ver que la mayoría de los guachimanes, servicio doméstico, albañiles, fruteros, chiriperos y vendedores ambulantes que ocupan los espacios públicos, así como los trabajadores agrícolas son nacionales haitianos indocumentados.

Apenas tengo un año y medio que regresé a mi país después de trabajar en el extranjero por más de 35 años. Me encontré con mejores avenidas, con ‘malls’ y edificios altos, y autovías que sustituyeron las viejas carreteras. Sin embargo, también encontré que nuestro país está siendo invadido por millares de inmigrantes ilegales, los cuales ocupan nuestros barrios, ensanches, calles, escuelas y hospitales, como si efectivamente en nuestro país no hubiera nadie a quien le importe semejante situación.

Me dirijo a usted para solicitarle dos intervenciones que mejorarían considerablemente las condiciones de vida de los pobladores de los parajes El Gajo, Cortico, Caña Brava (El proyecto) del sector de Monteada Nueva, Polo, provincia Barahona. Estas serían el mejoramiento de los caminos vecinales de penetración a los mencionados parajes y un vivero de una variedad de café resistente a la roya que permita que estos, al igual que otros parajes como Ota, El Guiso, Los Lirios y La Lanza puedan proveerse de estas plantas tan necesarias en este momento.

Soy un emprendedor que desde el año 2006 tengo elaborado un proyecto contra la delincuencia, el cual integra todos los sectores vulnerables a la solución de tan grave problema.

Señor director:

Por más de diez años las autoridades gubernamentales que hemos tenido se han dedicado al jueguito de amagar y no dar, como ha ocurrido con el problema de la violencia y la delincuencia, uno de los problemas que más ha afectado a la población dominicana. El expresidente Leonel Fernández y el actual Danilo Medina, se han limitado a poner parches que solo han servido para aumentar y profundizar el problema. Lo más que ha hecho Danilo Medina ha sido cargarle más responsabilidad a la Policía Nacional, un cuerpo debilitado y desacreditado, en el que la población tiene poca confianza.

Página 1 de 64
Top