Graña niega haber sabido de los sobornos pagados por Odebrecht

04 Octubre 2017

Perú.-José Graña Miró Quesada, ex presidente del directorio de la constructora Graña y Montero, se presentó ayer por segunda vez en calidad de invitado a la comisión del Congreso encargada de investigar el Caso Lava Jato.

En la sesión, Graña volvió a negar que la constructora peruana haya tenido conocimiento de los sobornos que pagó Odebrecht, empresa brasileña con la que formó diversos consorcios, para ganar la adjudicación de los tramos 2 y 3 de la carretera Interoceánica durante el período del ex presidente Alejandro Toledo.

“Ha habido muchos casos en los que hemos competido con Odebrecht. Y, obviamente, ellos no nos podían contar sus estrategias de cómo lograban ganar contratos, porque nosotros a veces éramos la competencia de ellos”, afirmó el ex directivo de Graña y Montero.

Agregó que la empresa que dirigió ejecutó seis proyectos con Odebrecht en los últimos 20 años.

La presidenta de la comisión, Rosa Bartra, hizo hincapié en que dos proyectos que ejecutó Graña y Montero, la Interoceánica y el tren eléctrico, fueron exonerados del SNIP. “¿Era una práctica común con las grandes obras?”, cuestionó.

Graña Miró Quesada respondió: “Sí, era normal que los grandes proyectos políticos, digamos, que se necesitaban sacar en tiempo rápido, se exoneraran del SNIP”.

–Posturas encontradas–

En febrero pasado, Jorge Barata, ex representante de Odebrecht en el Perú, señaló que Graña y Montero y la empresa JJC Contratistas Generales sí estaban al tanto del acuerdo para pagar coimas al ex presidente Alejandro Toledo.

“El pago ha sido por Odebrecht, pero el resto de empresas sí tenían conocimiento, no detalles, pero sí sabían que existía el acuerdo. Lo que sí es cierto es que se distribuyó entre los consorciados, no recuerdo la fórmula exacta, esto lo verificaré. Esto fue más o menos así: ellos sabían que habíamos pagado, y sabían que tenían que asumir lo que correspondería”, señaló Barata en aquella ocasión.

Al respecto, Graña expresó: “Lo que el señor Barata dijo no se ajusta a la verdad. Es difícil probar que uno no sabía nada: si uno no sabe nada, no tiene cómo justificarlo”.

Del mismo modo, remarcó que, hasta donde tiene conocimiento, la constructora peruana –en la que ya no ejerce ninguna función– no ha sido notificada por el Ministerio Público acerca de alguna investigación a raíz del Caso Lava Jato.

–Sobre Nadine Heredia–

Graña Miró Quesada declaró que en el gobierno pasado fue convocado a reuniones por la ex primera dama Nadine Heredia, y que ella le pidió influir en la línea editorial del diario El Comercio.

“Sí me he reunido con ella y, básicamente, era un tema que no tenía que ver con Graña y Montero directamente, sino era su preocupación por la línea editorial de El Comercio, en el entendido de que yo podía ayudar a modificar esa línea editorial. […] Simplemente fue explicarle que yo no tenía nada que ver y que no era un accionista importante”, afirmó.

Cabe precisar que Graña es uno de los 243 accionistas que tiene la empresa propietaria de este Diario, y suma, junto con sus hijas, el 6,17% de su capital social.

“En el periodismo hay un director periodístico, que tiene una independencia muy grande de los accionistas, más en el caso de El Comercio”, sostuvo Graña.

Relató que Heredia lo recibió con un fólder con recortes del diario El Comercio, “con varios titulares que consideraba en contra de su forma de pensar, no recuerdo exactamente cuáles, pero eran varios temas que había ido guardando y que creyó que yo podía resolver”.

Uno de ellos, agregó Graña, fue aquel episodio del 2014 conocido como el de la alfombra roja, cuando la ex primera dama rompió el protocolo a su llegada a Chile para la toma de mando de Michelle Bachelet.

Fuente: El Comercio 

Top