¿Cree que la inmigración ilegal no ha tenido la respuesta contundente desde el gobierno ni desde la oposición, como afirma Roberto Rosario?

09 Abril 2018

Considera que la resolución sobre los apellidos desborda la capacidad reglamentaria de la JCE

A Roberto Rosario, cuando todavía desempeñaba el cargo de presidente de la Junta Central Electoral (JCE), el gobierno de los Estados Unidos le retiró su visa oficial. Rosario aseguró que investigó en el Departamento de Estado de los Estados Unidos y determinó que no existe ningún expediente en su contra y que la razón fue su negativa a tomar decisiones contrarias a la Constitución de inscribir extranjeros como dominicanos en el registro civil sin que cumplan los requisitos. El expresidente de la JCE, a quien le tocó aplicar la sentencia 168/13 y la Ley 169/14, sostuvo que el tema migratorio no ha tenido respuesta contundente desde el gobierno ni desde la oposición. Dijo que el excandidato presidencial Luis Abinader varió su posición sobre ese problema porque la gente lo veía como el “candidato de una embajada”. Rosario consideró que la resolución 03/2017 de la JCE desborda las atribuciones reglamentarias del organismo.

El tema de la migración haitiana ilegal está en el centro del debate, ¿qué le preocupa sobre eso?

La propuesta que tuve a bien canalizar al presidente de la República Danilo Medina, a través del expresidente Leonel Fernández, fue la que destrabó el tranque que había sobre ese tema y posibilitó que se aprobara la ley 169-14, que fue aceptada como una medida transaccional por todos los sectores involucrados en el tema. El presidente de la de República, Danilo Medina, en mi presencia y la de varias personas, Leonel Fernández, Reinaldo Pared, Abel Martínez, Olivo Rodríguez, César Pina Toribio, Flavio Darío Espinal y si no me equivoco, quien les habla, nos encomendó dar forma al consenso logrado y posterior remisión del proyecto al congreso de la República, para que este órgano constitucional aprobara lo que terminó siendo la Ley 169-14, con ligeras modificaciones, por lo que me siento satisfecho por los aportes realizados. También en el Plan de Regularización que se implementó tuvo mucho que ver la Junta Central Electoral.

¿Ahora en qué punto estamos con relación a la migración haitiana? 

El ciudadano dominicano ahora mismo tiene dos preocupaciones fundamentales, hay otros temas colaterales, pero no tan preocupantes, la migración ilegal y la seguridad ciudadana. Me causan pena y preocupación las respuestas que salen del gobierno y las que salen de la oposición. ¿Cómo es posible que la respuesta al tema migratorio es simplemente que se van a enviar más soldados a la frontera? Cada metro de nuestra frontera es vulnerable, lo que hay que hacer es tomar medidas de inteligencia y tener un control efectivo de quien entra y quién sale. Vi una propuesta que hizo el excandidato presidencial, Luis Abinader, pidiendo que manden 8 mil militares a proteger la frontera, está bien como un acto de populismo, pero no deja de ser eso, el Estado no tiene la infraestructura para garantizar la permanencia de 8 mil soldados en la frontera. ¿Por qué ese candidato hace eso? Porque en el proceso pasado se le vio muy cercano a organizaciones y ciudadanos que se identificaban con los que defienden a los ciudadanos haitianos y los descendientes de los ciudadanos haitianos. También porque permitió por convicción o por omisión que mucha gente lo vendiera como un candidato a la embajada de los Estados Unidos y eso era bueno en el pasado, pero yo no creo que eso sea agradable. Los dominicanos no quieren a nadie que sea representante de ninguna embajada. La gente quiere una gente que sea dominicano y que le preocupen los dominicanos.

¿La resolución 03-17 sobre apellidos que emitió la JCE está apegada a la ley?

Sobre ese tema Juan Manuel Castillo Pantaleón me dijo que alguien de la Junta le dijo que eso había sido elaborado en mi gestión y yo lo que hago es reírme, porque convertir la Junta en un sorteo para apellidos como que no es su función. Además, la resolución luego de un análisis que se ha hecho, resulta que los menos beneficiados son los menores, porque de 260 y pico, creo que 215 o 220 eran mayores de edad, por tanto, el objeto mismo de la resolución no es cierto. Esa decisión desborda el marco de atribución reglamentaria de la Junta Central Electoral en virtud del artículo 74 numeral 2 de la Constitución de la República.

¿Legalmente una persona puede actuar como declarante de varios niños como ha reconocido públicamente el padre Rogelio Cruz?

La Junta Central Electoral dispuso una investigación sobre el tema, pero si la madre del menor tiene su cédula de identidad y electoral y el niño nació en la República Dominicana, no necesita de un declarante para registrar su hijo o hija. Por tanto, no veo cuál es la razón por la cual esas madres que están identificadas, que son dominicanas, necesitaban que alguien fuera a declarar sus hijos. La ley 169 establece quiénes son las personas facultadas para hacer una declaración y hay una resolución de la Junta creo que del 2010, que reglamenta como se hacen esas declaraciones cuando el declarante es un tercero. Lo correcto es esperar el informe de la JCE para uno referirse a eso con más propiedad, porque ahora hay mucha especulación.

¿El gobierno de los Estados Unidos le informó por qué le canceló la visa oficial?

Puedo asegurar que el pueblo dominicano sí sabe las razones por las que se me canceló la visa como funcionario público. Hice indagatorias en el Departamento de Estado de los Estados Unidos y no hay un expediente contra Roberto Rosario. La decisión fue del embajador de los Estados Unidos de ese momento (James Brewster) que tomó esa medida desproporcional y de esta afrenta al Estado dominicano que se debió a que intentó presionarme y obligarme a que admitiera como dominicanos e inscribiera en el registro civil a los hijos de inmigrantes en condición irregular, lo cual está prohibido por la Constitución y la sentencia 168-13 del Tribunal Constitucional. Por eso sostuvimos una acalorada discusión en mi despacho. Lamentablemente el señor embajador confundió su rol y se consideró el gobernador de una colonia. Eso se constituyó en una presión que me negué a aceptar y por eso tomó la medida abusiva que tomó y que fue una afrenta no a Roberto Rosario, sino a la función y al Estado. Voy a sacar un cuadro con esa cancelación porque esa acción de poder fue por yo defender la Constitución y las leyes y para mí eso es motivo de orgullo y satisfacción.

¿Cree que el Estado debió reaccionar ante esa acción?

El Estado dominicano tiene su forma de manejarse en su relación con los Estados Unidos y con Haití. Me pareció extraño que no hubiese una reacción. Debo decir que el tema de la cancelación de los visados es un tema de injerencia política de un Estado a otro Estado que no debería existir. Todo Estado tiene derecho a decidir quién visita y quién no visita su territorio, pero cuando lo hace como una forma de querer variar las políticas públicas de ese Estado, deja de ser un acto soberano y se convierte en un acto de injerencia política.

Cancelación de visa

Es lamentable que organizaciones que se dicen ser progresistas muestren satisfacción por tipo de acciones, que empequeñecen al Estado”.

Deuda 2 mil millones

Es normal que después de un proceso electoral la institución acumule deudas y en el 2016 fue igual al monto presentado y que no se otorgó”.

 

 

POR: Yanessi Espinal

Top