¿Cree usted que el nuevo ministro de Salud logrará reducir la mortalidad neonatal?

14 Mayo 2018

Con el encargo claro de parte del Presidente de la República de enfrentar los temas que más impactan negativamente en la salud, sobre todo las altas tasas de mortalidad materna e infantil, el nuevo ministro de Salud,  doctor Rafael Sánchez Cárdenas, médico general y docente, tiene elaborado un esquema de trabajo  con el que confía podrá revertir la visión pesimista que ronda sobre el sistema de salud.

Sabe que los retos que le esperan son grandes, pero está confiado en que con el diálogo y la participación de todos los sectores podrá invertir los indicadores de salud; trabajar en armonía con los gremios de la salud; hacer cumplir los protocolos de atención y establecer consecuencias; capacitar y profesionalizar los recursos humanos que necesita el sector; enfrentar la mercantilización que afecta el ejercicio, y aportar para bajar la alta demanda de atención de pacientes haitianos.

En su primera entrevista con los medios de comunicación, concedida a Listín Diario tras ser designado el pasado miércoles 9 de mayo como ministro de Salud,  el doctor Sánchez Cárdenas explicó que para enfrentar los altos índices de mortalidad infantil, sobre todo neonatal, se ha propuesto  primero identificar las causas.

No cree que el sistema de salud esté colapsado como han manifestado algunos sectores, calificativo que entiende es extremo, y dijo que llega en un momento importante de desarrollo del área, con cambios tangibles en la infraestructura y avances tecnológicos. Dijo que una fortaleza importante son las acciones de control y vigilancia epidemiológica como ocurre con el dengue, malaria, cólera y difteria, entre otras.

Mortalidad materna e infantil

Sabe que uno de sus principales desafíos es la mortalidad materna e infantil, y reveló que  está afianzando un plan de trabajo que implica una coordinación interinstitucional, con los actores sociales como el Colegio Médico y demás organizaciones, para ir, primero, identificando las causas, ver dónde no se aplican los protocolos y quién presta la atención en los lugares donde se registran las muertes.

Una vez identificado, se trabajará en la capacitación y especialización del recurso humano con fines de producir una mayor eficiencia, aumentar la autoestima y trabajo en equipo.

Va a prestar atención a los recursos humanos que intervienen, al procedimiento cómo se maneja la mujer embarazada y recién nacidos, y convertir en vital el seguimiento a la aplicación de esos protocolos y simultáneamente establecer mecanismos sancionadores.

“En mi caso particular la encomienda del Presidente, estoy aquí para cumplir y lograr cosas que la sociedad está demandando, y eso es lo que quiere el Presidente, no estamos cómodos con estas tasas de mortalidad infantil y tenemos que ponerle atención grandemente”, señaló

Mercantilización de la salud

Destacó que se debe retomar el ejercicio humanizado, tras lamentar que la mercantilización de la medicina ha deshumanizado mucho la prestación de servicios y en buena medida ha inducido a obviar ese componente vital que es la humanización.

Se preguntó por qué la tasa de cesárea es tan alta en el país, y se respondió, ¿...es porque los salarios son bajos? ¿Más cesárea es más riesgo para la mujer? ¿Tiene eso que ver con salarios? Por lo que cree que una reflexión en ese sentido es importante, y que su interés es ayudar a la solución de los problemas que aquejan a la población.

Recordó que durante su ejercicio como médico una de las cosas que siempre tuvo en cuenta es que a veces una dolencia en un paciente con sólo oírlo y crear empatía entre médico-paciente y una buena historia clínica había un 50 o 70% del entendimiento del problema que tenía el paciente.

Entiende que a pesar de la frialdad de la tecnología, para el buen ejercicio de la medicina hay que replantear el tema de  la humanización, porque el que se atiende no es un robot, son personas que van con una carga emocional, biopsicosocial a la que hay que prestarle atención.

Pacientes haitianos

Es de opinión que República Dominicana debería tener una agencia de cooperación internacional con el único objetivo  Haití y con ello favorece crear clínicas materno-infantil en comunidades fronterizas de Haití, lo que disminuirá la presión de los hospitales dominicanos y el servicio se ofrecería del otro lado. “Nosotros podemos dar apoyo, acompañamiento, protocolización de atención y formación de recursos humanos para la atención comunitaria”.

Cree que la medida sería saludable y quizás aplacaría un poco el estrés de muchos nacionalistas que ven el país temblando y amenazado de destrucción.

Dijo que es indiscutible que la ética del país en materia de salud es la de atender a todo el que busca atención médica. Cualquier médico sabe cuál es el mandato en ese sentido, que es la de prestar atención a todo el que llega al hospital, donde se da salud y  no se discute condición migratoria.

Aborto y las causales

Dijo que las tres causales para permitir el aborto que se incluyen en las observaciones del Presidente de la República al Código Penal, son razonables y entendibles, y que contribuirían  con reducir mortalidad materna e infantil. Cree que no debe verse solamente como un tema religioso  o ético-moral, sino con una visión más amplia, tal como ocurre con la educación sexual a los jóvenes, que ayudaría a reducir los índices de embarazos en adolescentes. El país está obligado a educar y llevar conocimiento a la población para que pueda saber cómo tomar decisiones.

 

 

Top