Detienen en New Hampshire haitiano pertenecía a banda de clonadores en RD

04 Diciembre 2017

NUEVA YORK._ Policías de la ciudad de Londonderry en New Hampshire, detuvieron al haitiano Franklin Francois de 43 años de edad, quien supuestamente pertenecía a una banda de clonadores de tarjetas de débito que opera desde la República Dominicana, donde el acusado enviaba el dinero que obtenía en ciudades de Estados Unidos.

Los investigadores dijeron que Francois, es acusado de robar al menos cuatro identidades y usarlas para robarse el dinero en cajeros automáticos en Londonderry, como parte del esquema transnacional de robos de las tarjetas, considerado el fraude más grande hasta ahora, en tarjetas de débito a través del servicio postal de los Estados Unidos.

Francois, un residente en el 39 de la calle Hallowell en Mattapan en Boston (Massachusetts), es imputado de nueve cargos en relación con el delito, todos graves.

Fue procesado el jueves por la mañana en la corte del distrito de Derry y se le impuso  una fianza de $25,000 dólares y está programado para reaparecer para una audiencia de causa probable este 5 de diciembre.

Oficiales del Departamento de Policía de Londonderry fueron notificados en agosto de 2016 de numerosas víctimas en la ciudad que informaron al Bank of America qwue sus cuentas habían sido hackeadas  o sus identidades robadas a través de sus cuentas en las tarjetas de débito.

Entre los denunciantes, hay cuatro familias que dijeron a la policía que se solicitaron fraudulentamente e interceptaron nuevas tarjetas de débito por correo antes de recibir la nueva información.

La policía descubrió que del 12 al 13 de julio de 2016, una de las tarjetas se usó tres veces en un cajero automático de la estación de gasolina Shell en Nashua Road y nuevamente en otra máquina en Londonderry Commons Plaza, por un total de $3,600. Los cajeros automáticos en Mammoth Road y Gilcreast Road también se usaron por un total de $7,200.

Retiros similares de cajeros automáticos también se realizaron en Bedford, Derry, Hooksett y Manchester.

El detective Garrett M. Malloy de la policía de Londonderry, en una declaración jurada, dijo que revisó numerosas fotografías de las transacciones fraudulentas y observó a los mismos dos hombres en todas las fotos. Los oficiales comenzaron a explorar varios moteles locales, pensando que los hombres podrían quedarse en el área.

El 16 de agosto de 2016, la policía montó  vigilancia en el motel “Sleep Inn” y observó a los mismos hombres que estaban en las imágenes del cajero automático. Al día siguiente, la policía solicitó la lista de registro y descubrió que Francois se alojaba en el motel.

Malloy dijo que contactó a Karen Finocchiaro, una investigadora principal del Bank of America, quien  reconoció el nombre de Francois como parte de una investigación más amplia con múltiples sospechosos de las áreas de Mattapan y Randolph en Massachusetts.

“Según su investigación, ella creía que alguien  fuera de los Estados Unidos tenía información personal del cliente. Este sujeto llamaría a Bank of America y solicitaría una nueva tarjeta de débito / cajero automático haciéndose pasar por la víctima”, escribió Malloy en su declaración jurada.

“Una vez que se ordenó la nueva tarjeta, los sospechosos sabían la cantidad de tiempo que tardarían en llegar por correo. Habría sospechosos en los Estados Unidos, que interceptarían la tarjeta antes de que la víctima pudiera sacarla del buzón”, agregó. “Una vez que los sospechosos tenían la nueva tarjeta aumentarían los límites de gastos y retiros en las cuentas. Los sospechosos en los Estados Unidos realizarían múltiples retiros de $600 a la vez y luego comprarían un Money Order (giro) de la remesadora MoneyGram de $2,500 y lo enviarían a la República Dominicana”, explicó la funcionaria del banco.

La policía dice que esta actividad fue consistente en todas las tarjetas de las víctimas.

Malloy dijo que la policía de Londonderry pudo obtener la información del vehículo de Francois en una tienda Walmart de la ciudad de Bedford y que tenía suficiente evidencia para vincularlo con las diversas transacciones de cajeros automáticos en la ciudad durante julio de 2016.

Francois renunció a su derecho a un abogado en la instrucción de cargos el jueves e indicó que no puede pagar  un defensor privado.

Se desconoce si el segundo hombre, que no ha sido identificado, se enfrenta a los mismos cargos.

 Por Miguel Cruz Tejada

Top