Apuñalan en la cabeza y roban automóvil a taxista dominicano en Nueva York

19 Enero 2018

NUEVA YORK.-Después de negarse a pagar el viaje y apuñalar en el cuello al taxista dominicano Marcos Ramón Rivera Peralta de 67 años de edad, un atracador también le robó el taxi, cuando el chofer herido, salió del carro y caminó hacia el cuartel 40 en busca de ayuda.

El ladrón, le dijo al chofer que iba a una cita con su oficial de libertad condicional, pero cuando el taxi llegó al destino, el delincuente fingió llamar a alguien para que fuera a pagarle al taxista.

El chofer dominicano que maneja un taxi dijo en el hospital que el robo ocurrió ayer jueves, mostrando la herida en su cuello en su lecho del hospital Lincoln en El Bronx.

El conductor dijo que tenía un mal presentimiento sobre el pasajero que lo atracó, cuando llegaron a la dirección indicada.

“El tipo es un delincuente”, dijo ayer jueves el taxista dominicano. Los médicos tuvieron que darle cinco puntos de sutura para cerrar la herida de una pulgada de largo.

Narró que cuando el atracador estaba supuestamente haciendo la llamada, él notó que el teléfono no funcionaba.

“Él no estaba hablando con nadie”, dijo el chofer.

El taxista, padre de cinco hijos, dos de ellos policías de Nueva York, y tres nietos, dijo que recogió al sospechoso alrededor de las 6:40 de la mañana del miércoles en la calle Jefferson Place y la avenida Boston Road, cerca del Parque Crotona.

El criminal le dijo que necesitaba ir a la esquina de las calles 134 Este y la avenida Lincoln, unas 3 millas de distancia en el vecindario de Mott Haven, porque tenía una cita con su oficial de libertad condicional.

Cuando el taxista llegó allí, el sospechoso hizo una demostración de que iba a llamar a alguien para traerle dinero para pagar la tarifa. En cambio, sacó un cuchillo grande y lo apuñaló en el cuello.

“Me apuñaló”, dijo el conductor, simulando el horrible ataque y señalando su herida.

Después de tropezar con su Toyota Camry, Rivera Peralta caminó un cuarto de milla hasta el cuartel 40 para denunciar el atraco y el ataque.

El caco, aprovechó y se montó en el taxi y despegó del área, conduciendo por las avenidas Willis y Bridge y dejando el auto abandonado en la esquina de las calles 124 Este entre la Segunda y Tercera avenidas en el Este de Harlem.

El sospechoso, que se cree que tiene más de 30 años, es activamente buscado por la policía.

Dejó el cuchillo en el taxi, dando a los policías la esperanza de recuperar las huellas dactilares o el ADN.

Los investigadores también están revisando el sistema de video de seguridad del taxi para identificar al atracador.

Por: Miguel Cruz Tejada

Top