Si nos miráramos así mismo nos daríamos cuenta con evidencias reiteradas que en todo nos falta consistencia como sociedad. Cada cosa en la que fallamos tiene su causa en esa ausencia de crear procedimientos y seguirlos.

Nadie más responsable que las autoridades del gobierno, llámese Consejo Estatal del Azúcar (CEA) y el Ministerio de Medio Ambiente, que no accionaron como debieron frente a Lajún, por el tejemaneje a que recurrió para apropiarse de los terrenos del vertedero de Duquesa.

El Gobierno remodela hospitales y hace bien, aunque la experiencia enseña que el mal no está en reparar edificios viejos ni construir otros nuevos.

Fue la Procuraduría General de la República la que solicitó a la Cámara de Cuentas que abriera una investigación especial sobre las operaciones financieras de la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA), tras el asesinato del abogado Yuniol Ramírez, quien había hecho denuncias públicas de actos de corrupción en esa dependencia.

Es algo que por lo regular no se dice. Las autoridades ni la banca comercial lo revelan. Guardan silencio con el convencimiento de que conspira contra la imagen de la seguridad bancaria. Es posible que en realidad la banca no termine perdiendo nada, pues tienen pólizas de seguros que cubren los valores que se escapan por la práctica del robo.

El Ministerio de Educación ha dicho, en ocasión de dar a conocer los resultados de la Evaluación Diagnóstica Nacional de Tercer Grado de Primaria, que “la calidad y la equidad son el gran desafío del sistema educativo dominicano”.

Página 1 de 189
Top erzia-home.com