El agua es el recurso que todos conocemos, sin el cual es imposible la vida. Cada vez resulta más escaso en algunas regiones del mundo. Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, está amenazada por una peligrosa escasez a consecuencia de la sequía estacional, prolongada más allá de lo habitual. No tan lejos, a un solo paso de nosotros, Haití está condenada a mayores padecimientos si el agua y la reforestación no entran seriamente en su agenda nacional, por encima de cualquier otra prioridad. Es que el fenómeno de este tiempo, el cambio climático, del que más se habla como determinante de sequías prolongadas (fenómeno de El Niño) o excesivas lluvias (fenómeno de La Niña), se potencia de manera impactante sobre la humanidad.

Thomas Jefferson decía que “el mejor gobierno es el menor gobierno”, para que la iniciativa individual pudiera florecer y hubiesen menos amenazas a los derechos fundamentales.

Las muestras son más que evidentes de que la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos tiene grandes prejuicios contra la República Dominicana.

Una sociedad profundamente conmovida no encuentra ni podrá encontrar explicación para la tragedia sin ejemplo que ha significado el asesinato de una mujer y sus tres hijos a mano de un individuo sin alma que convivió tres días con los cadáveres de las víctimas e incurrió en necrofilia sobre los cuerpos de sus hijastras.

La complicada situación que vive Venezuela tiene que ser necesariamente motivo de preocupación, especialmente ahora, después que fracasó la posibilidad de encontrar una salida honorable para todos los actores políticos.

Construir una sociedad democrática y de progreso implica desafíos constantes, no sólo para gobernantes sino también para gobernados. Conlleva, sobre todo, actuaciones responsables de ciudadanía. Y quizás de ahí viene aquello de que los países tienen los gobiernos que merecen.

Página 1 de 180
Top erzia-home.com