Nos equivocamos, frecuentemente, cuando violentamos los procedimientos. Y esta es una afirmación válida para todo cuanto hacemos, aun para nuestra dinámica cotidiana. Pero lo es, sobre todo, para la gestión de las cosas públicas y privadas.

En muchas zonas del país se cultivan mangos de distintas variedades, pero solo existe un sitio en el que las frutas se lavan, se desinfectan, se eligen por su calidad, se certifi can, se envasan y se ordenan para que lleguen en óptimas condiciones a los mercados, especialmente los de fuera.

La conducta anticiudadana que observa el Colegio Médico Dominicano lo hará morir de éxito, pues con cada “exitoso” paro de labores irá perdiendo, como en la maldición gitana, apoyos y estima entre la población y los propios médicos.

La práctica irresponsable del sexo entre adolescentes es un placer violento. Las consecuencias de estas relaciones íntimas trastornan tan dramáticamente la vida de los jóvenes, pero sobre todo las jovencitas, que es justo entenderlas como un género de violencia. Y para agravar las cosas, la sociedad se encarga de añadir un ingrediente amargo, cuando censura sin consideración a la joven embarazada, pero se olvida del autor irresponsable del embarazo. Realmente hace falta trabajar a profundidad estos aspectos desde la educación temprana.

Este primer reporte sobre las investigaciones sobre el asesinato del abogado Juniol Ramírez estaría revelando nuevamente la cochinada en que estamos viviendo. El Ministerio Público y la Policía Nacional han establecido que los autores del crimen son personas de la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA). Y han detenido al director Manuel Rivas y otros empleados, y su asistente se marchó al exterior después de ejecutar la acción.

Hablábamos ayer del escaso compromiso de determinados profesionales con la sociedad, de pobre o nula contribución con los procesos y cómo sus actitudes proclives a la paralización sin agotar las vías dialogantes, se convierten en retranca del avance social.

Página 1 de 165
Top