Contra los pobres

06 Octubre 2017

Con los consultorios vacíos y los pacientes sin asistencia ni medicinas, el Colegio Médico (CMD), estimulado por el éxito de su llamado a huelga, anuncia la convocatoria de otro paro en los hospitales públicos para la próxima semana, esta vez por 48 horas, en la seguridad de que también será exitosa.

Como expresión de júbilo por tan rotundo triunfo gremial, el presidente del CMD, doctor Waldo Ariel Suero, encabezó en el hospital Moscoso Puello la quema de una imagen del director del Servicio Nacional de Salud, doctor Nelson Rodríguez Monegro, a quien además declaró persona no grata en el gremio.

El doctor Suero tuvo la magnanimidad de levantar un paro médico anterior que se llevaba a cabo durante el paso cerca del territorio nacional del huracán María, noble gesto que la población pobre agradece porque no sería justo cerrar los hospitales en medio de un ciclón.

Tal parece que el lenguaje de la huelga está indisolublemente ligado al quehacer gremial del doctor Suero y de la actual directiva del Colegio Médico, al punto que, sin que concluya un paro, ya se convoca para otro por 48 horas, que en la práctica se extendería a cinco días.

Hubo una vez en que se creía que esa dirigencia gremial había recobrado la sensatez y el buen juicio cuando entabló productivo diálogo con las autoridades, a través del cual se lograron aumentos salariales y pensiones para personal médico y paramédico.

Quemar la efigie de un funcionario y colega, advertirle que se hundiría y que el Colegio Médico se tornaría más agresivo no parecen acciones ni expresiones cercanas a la cordura, por lo que se requiere de algún recetario médico para disminuir esos preocupantes niveles de calentura corporal.

Lo prudente sería que Gobierno y gremio médico retornen a la mesa de diálogo, sin estridencia ni amenazas, máxime cuando a golpe de tantas huelgas la gente pobre se acostumbrará a morirse sin poder recibir asistencia médica, porque el mucho abusar, hasta Dios lo ve.

Ojalá que en su interminable calendario de huelgas y paros de hospitales públicos, el presidente del Colegio Médico incluya también a las clínicas privadas, para que también le cierre el derecho a la salud a la clase media y a los ricos, así todo el mundo tendría el mismo designio de morirse

Top