Tecnificación para el progreso

13 Noviembre 2017

En nuestro país, un serio obstáculo para el desarrollo empresarial y las nuevas inversiones es la escasez de mano de obra calificada. Esa debilidad estimula la inmigración de técnicos extranjeros, que encuentran fácil colocación en territorio dominicano. La falta de políticas destinadas a dar atención a esta debilidad ha sido señalada durante mucho tiempo desde organismos internacionales y foros locales y regionales especializados en temas sobre inversión y desarrollo. Nuestros índices de competitividad relativa también consignan esta falencia.

Partiendo de esta realidad, valoramos la significativa importancia del proyecto piloto lanzado en San Juan de la Maguana por el Ministerio de Educación y el INFOTEP para transformar en politécnicos varios liceos de esa demarcación, con miras a expandir este plan por todo el país. Los estudiantes que salen de las escuelas con alguna habilidad técnica, no solo encuentran trabajo con mayor facilidad, sino que están aptos para emprender iniciativas y desarrollar sus propias empresas o negocios.
Sería conveniente, a modo de complemento del programa, que se logre una sinergia público privada que cree las facilidades necesarias para que los egresados de estos planteles puedan afianzar las destrezas adquiridas mediante pasantías en empresas que les preparen para lograr el primer empleo.

Hora de reajustes pertinentes

Las regulaciones sobre compras y contrataciones del Estado tienen sus lagunas. Hace poco, el licenciado Lidio Cadet, director de Ética e Integridad Gubernamental, afirmó que es en ese ámbito en que más actos de corrupción se producen. Y ahora, el Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores (CODIA) anuncia que emprenderá acciones encaminadas a lograr una modificación de la Ley 340-06, sobre esa materia, porque a su juicio tiene fallos que han perjudicado a decenas de profesionales de la ingeniería.
Aunque nuestras pautas de compras y contrataciones del Estado han sido tomadas como modelo regional de transparencia, es obvio que la ley sobre la materia, la 340-06, tiene lagunas que hay que cubrir para que cumpla a cabalidad la función ética que le corresponde y que el país necesita.

Top