Construir menos, mantener más

09 Mayo 2018

La vocación por construir se hace irresistible desde el Estado. Cada gobierno, con rarísimas excepciones, siente la tentación por dejar lo que entiende que será su legado de obras físicas regadas por todos lados. Los más osados persiguen hacerlo por todo el territorio nacional.

El país ha logrado tener una gran infraestructura en edificaciones, carreteras, presas e instalaciones deportivas, entre otras. Sin embargo, los gobiernos parecen despreciar una rigurosa política de mantenimiento para preservas y mejorar esas obras en el tiempo.

En muchos casos parece que prefieren que colapsen y volver a construirlas. Y no pocos piensan que en ello ha estado envuelta la práctica de la corrupción.

Top