Los dicadores sobre la marcha de la industria turística dominicana son satisfactorios. Un renglón que tiende a llenar expectativas, constituyéndose en gran pilar de la economía. Las metas de expansión están definidas. Solo podría preocupar que alcanzada la importancia, el país le quede corto a la pujanza del turismo en cuanto a infraestructuras que constantemente son puestas a prueba por el crecimiento que cada vez más demanda leyes en armonía con la realidad; que requiere políticas integrales más efectivas y condiciones sociales y ambientales más favorables que rodeen de claras reglas la gestión turística y de hospitalidad al visitante.

Hemos visto el comunicado publicado por el Instituto Dominicano de Seguros Sociales (IDSS) en El Nacional de ayer bajo la firma de su director César Mella Mejías, con una carta dirigida al presidente de la República Danilo Medina y la copia de otra que el presidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) Miguel Vargas Maldonado le dirige al médico y dirigente de esa organización.En su carta a Mella Mejías, Vargas Maldonado le informa que va a “disponer del cargo que Usted ostenta como director del IDSS, para que otro compañero lo ocupe”. El propósito es darles la mayor participación posible a las “compañeras y compañeros del partido, siempre y cuando estos cuenten con la preparación y las condiciones necesarias para desempeñarse con eficiencia y honestidad en las funciones públicas”.

Las vías de hecho son el aspecto traumático visible de la violencia de género, pero para llegar a enfrentar con posibilidad de éxito este problema social hay que pensar en políticas de Estado que enfoquen de manera integral todas las vertientes y causales que influyen en el individuo desde la niñez hasta la adultez. 

Tenemos Presupuesto General del Estado y para muchos es como si no lo tuviésemos, porque sólo se aprecian las grandes partidas y la muy disparatada distribución de los recursos.

Las acciones tienen un fin, y ese fin debe ser útil. De lo contrario, no tienen sentido.

El Colegio Médico Dominicano ya eligió nueva dirigencia, en un proceso en el que ganadores y perdedores proponían la ecuanimidad y la sensatez para enfrentar las diferencias con las autoridades, las cuales son parte de la dinámica eterna en una relación laboral cualquiera.

Página 2 de 170
Top