Yace inerte el cuerpo de don Lupo, como le decíamos sus amigos y hasta los que, como yo, nos considerábamos herederos de su gran legado.

En los últimos quince años, desde el Estado se ha venido practicando una conducta dañina desde los puestos públicos. Esa conducta se ha ido proliferando por todo el país, y han afiliado muchos nuevos socios a esa putrefacta modalidad.

El pasado miércoles el gobierno del presidente Danilo Medina comenzó a hacer realidad una de sus principales ofertas de campaña: la República Digital, una plataforma de trascendencia histórica que hará del gobierno un mecanismo mucho más transparente y eficaz en los servicios que se ofrecen a la población y los datos de las acciones del Estado dominicano.

El pueblo, en su legendaria sabiduría, afirma que el agua, como todas las manifestaciones de la Naturaleza, siempre deja más que lo que se lleva. Así es. Los fenómenos atmosféricos aterrorizan a los seres humanos, y los obligan a buscar la forma de preservarse. Los llamados animales irracionales también actúan en ese sentido. Pero las personas, diferentes a los demás seres vivos, se apegan a sus bienes hasta el grado de que prefieren poner en peligro la vida, antes que abandonar su propiedad.

La transición es el puente entre un ciclo de la democracia que termina y otro que comienza. En su obra La tercera ola, el politólogo Samuel P. Huntington denominó estos ciclos como olas democratizadoras.

A finales de 1990, mi hijo mayor me escribió una carta antológica en la que manifestaba sus deseos de emigrar ante el panorama tétrico y difícil que se vivía en el país. Una inflación galopante, escasez de alimentos, combustibles, drogas por doquier, y casi no había energía eléctrica. En esa época todo el que tuvo la oportunidad de irse se fue.

Página 4 de 136
Top