España es un reino que se construye a partir del matrimonio de Fernando de Aragón e Isabel de Castillla, la salida de los moros, el descubrimiento de América y el papado de Alejandro VI, entre otros muchos acontecimientos: los reinos de entonces, hoy comunidades autonómicas conservaron muchos de sus fueros, sus costumbres y lenguas, aunque el castellano paso a ser el español que hoy se habla en gran parte del mundo y que nos enorgullece.

 

El Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) es un organismo mundial creado con la finalidad de fijar estándares y promover la implementación efectiva de medidas legales, regulatorias y operativas para combatir el lavado de activos, el financiamiento del terrorismo y otras amenazas a la integridad del sistema financiero internacional.

El Sentido Común Forzoso es la forma inteligente con la que el gobierno de Islandia ha enfrentado con éxitos grandiosos el flagelo de las drogas y demás vicios que entorpecían el desarrollo de una juventud sana y creadora. El Sentido Común Forzoso es, además, un concepto acuñado tras los resultados de un estudio sobre el estrés de los preadolescentes y los adolescentes, que determinó cómo dejarlos fuera de los vicios creando un modelo que ya es un fenómeno.

El irrazonable intento secesionista de los independentistas de la región catalana, nos brinda la oportunidad de desentrañar una serie de temas políticos y legales, que son indispensables para entender el funcionamiento de la sociedad española.

Hace varias semanas cierto comunicador de uno de los espacios radiales matutinos más escuchados, lanzó dardos envenenados contra el fundador de la Patria, Juan Pablo Duarte. Alegando penosamente que era su criterio, cosa que no lo justifica ni libera de sanción alguna; Duarte quien murió en la miseria exiliado por los desaprensivos obsesionados con el poder desmedido, falleció en Venezuela; pobre por entregar todas sus posesiones materiales, es decir, todo su patrimonio familiar porque hasta sus hermanas entregaron su peculio, para defender la independencia y la soberanía.

Todo ciudadano según nuestra constitución tiene derecho a elegir y a ser elegido. Pero aspirar no es una moda.Muchos de los nuevos aspirantes a los diferentes cargos electivos: regidor, alcalde, diputado, senador y hasta a la presidencia de la República no tienen la más mínima formación profesional ni política. De ahí que si por un caso fortuito alcanzaran una de esas posiciones, no sabrían cómo desenvolverse.El liderazgo político de nuestro país tiene que renovarse, pues no podemos continuar eligiendo a más de lo mismo.

Página 7 de 136
Top