Spanish Chinese (Simplified) English French German Haitian Creole Hindi Italian Portuguese Russian

En diciembre de 2011 la Junta Monetaria aprobó por vez primera el Programa Monetario para 2012 bajo el esquema de “Metas de Inflación”, con un éxito tal que en cinco años de aplicación, el aumento del Índice de Precios al Consumidor ha estado por debajo de la meta inferior del programa y sus niveles han sido los más bajos en las últimas décadas.

La Constitución, como Pacto Fundamental de la nación, ocupa la posición superior frente a todas las normas del sistema jurídico dominicano. Esa es una verdad de Perogrullo en el ámbito teórico y conceptual de nuestro país; pero en la práctica, en el quehacer diario, es una cuestión muy discutible para la mayoría de las autoridades que hemos tenido en toda la historia republicana. Una cosa se dice y, con descaro o cinismo poco disimulado, otra cosa muy diferente se hace desde el Poder.

El ayuntamiento de Santiago emprendió el ciclópeo traslado del sector Pueblo Nuevo del mercado popular de los jueves, conocido como de las pulgas, en acción encomiable del alcalde Abel Martínez que se atrevió a corregir lo que antecesores temieron y eludieron.

No es sorpresa para ningún dominicano el gran abismo existente entre las clases sociales que componen nuestra comunidad, que muchos en nuestro país viven en la más desgarradora pobreza; mientras otros exhiben grandes riquezas.

La división social es tan real que promueve la exclusión de todo aquel que no tenga los mínimos niveles económicos para ser parte del consumismo desenfrenado. Todo esto producto del capitalismo salvaje que tiene como consiga: “Si no consumes, no existes.”

Las numerosas muertes y lesiones a manos de la fuerza policial de supuestos delincuentes que se producen en la República Dominicana son alarmantes. La  doctrina y el pueblo les ha denominado a este tipo de muertes como “muertes extrajudiciales” o “intercambio de disparo”.

La situación es tan preocupante que la Policía Nacional ha tenido que reglamentar el uso de las armas por parte de los miembros de la Policía Nacional.

Tomando como referencia el marco macroeconómico, implícito en la elaboración de la Ley de Presupuesto General del Estado, y las proyecciones contenidas en el Programa Monetario para 2017, podemos concluir que la economía dominicana cerró el pasado año con un crecimiento real cercano a 6.3%, la más alta en toda la región, que la tasa de inflación a diciembre fue de 1.7%, mientras la depreciación del tipo de cambio fue de apenas 2.5%.

Página 9 de 97
Top