Una de las principales obligaciones derivadas del compromiso con la garantía y respeto de los derechos reconocidos en los instrumentos interamericanos, es la de ejecutar a nivel local las medidas que posibiliten la ejecución de las decisiones del sistema interamericano.

El artículo 2 de la Convención Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) obliga a los Estados a adoptar aquellas medidas de carácter legislativo, judicial o administrativo que fueran necesarias para hacer efectivos los derechos consagrados en dicha convención.

La democracia política supone un orden representativo, elecciones periódicas, sufragio universal, división de poderes, rendición de cuenta y respeto del principio de la soberanía popular. La democracia social en América Latina  es más una corriente de pensamiento que una realidad. Presupone que la libertad política requiera no sólo de la igualdad ante la ley,  sin privilegios y la convivencia en paz, sino también se necesita garantizar un mínimo nivel de vida para la población. Los planteamientos de la socialdemocracia pueden rastrearse hasta 1848, pero es después de 1930, cuando la crisis económica genera quebrantos, desocupación masiva y miseria, que en la mayoría de los países desarrollados se toma conciencia de la dimensión social de la ciudadanía.  Sin embargo toda definición de Democracia ha contenido siempre un elemento ideal, de deber ser, y otro real. De ahí que, con el objetivo de distinguir entre ambos niveles, Dahl acuna el concepto de “poliarquía” para referirse exclusivamente a las democracias realmente existentes. Según esta definición una poliarquía es una forma de gobierno caracterizada por la existencia de condiciones reales para la competencia (pluralismo) y la participación de los ciudadanos en los asuntos públicos (inclusión).

El ser humano debe de ser el centro y la finalidad de todas las actividades del Estado. Las políticas públicas tienen que estar orientadas a satisfacer las necesidades de cada uno de los miembros de la sociedad. Y la actuación de los funcionarios públicos estará dirigida a esos fines. Lo contrario sería negar el pacto social prefigurado por Juan Jacobo Rousseau desde los albores de la ideología burguesa en la Francia revolucionaria y de la organización del sistema capitalista mundial. Lástima que una gran parte de nuestros dirigentes políticos ignoran esas verdades, y otra parte, que sí las conoce, las desprecian. Hacen vida pública con el propósito definido de satisfacer apetencias egoístas, ya sean individuales o de grupo.

Estoy casada desde hace 5 años y no he podido sostener una relacion sexual con coito pues al momento de la penetración siento miedo, dolor, rigidez en las piernas, mi pareja se siente muy frustrado porque piensa que no lo quiero, en cada intento se siente rechazado

La política migratoria es uno de los elementos cardinales de la soberanía de la nación dominicana. La propia Constitución establece en su artículo 3: “(…) Ninguno de los poderes públicos organizados por la presente Constitución puede realizar o permitir la realización de actos que constituyan una intervención directa o indirecta en los asuntos internos o externos de la República Dominicana o una injerencia que atente contra la personalidad e integridad del Estado y de los atributos que se le reconocen y consagran en esta Constitución (…)”

 Quise citar este artículo porque cuando la Constitución se refiere a que ninguno de los poderes públicos puede propiciar una intervención directa o indirecta, o cualquier tipo de injerencia que atente contra el Estado; esto incluye al Poder Judicial, que a través de sus sentencias no puede desconocer los preceptos constitucionales ni las leyes adjetivas que conforman la estructura jurídica de la nación. 

La empresa fue reconocida por la afamada revista internacional Engineering News-Record, que proporciona noticias, análisis, datos y la opinión de la industria de la construcción en todo el mundo.

La constructora Norberto Odebrecht, fue reconocida en Primer Lugar por la afamada revista internacional Engineering News-Record (ENR) por sus operaciones en América Latina y El Caribe, y en la que ocupa destacados puestos dentro del ranking global.

La información está contenida en la edición especial ENR The Top 250, donde se enfatiza que  por segundo año consecutivo, Odebrecht, que cumple 70 años de su fundación, ocupa el primer lugar por su desempeño operacional en la región latinoamericana y del Caribe y el tercer lugar por sus proyectos de construcción de acueductos a nivel mundial.

Top