Daniel Pou advierte militarización de hospitales para impedir parturientas haitianas daña imagen RD

03 Septiembre 2017

Santo Domingo, Rep.Dom.- El experto en seguridad Daniel Pou advirtió sobre el grave peligro que representa para la República Dominicana frente a la comunidad internacional, la presencia de efectivos militares en los centros de salud del Estado para impedir que parturientas haitianas que residen ilegalmente en el país puedan asistir a los hospitales públicos.

Pou quien ha sido consultor para el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo y el Banco Mundial, también favoreció que las Fuerzas Armadas sean sustituidas de la vigilancia de la frontera, debido a que en más de 40 años que llevan realizando la labor de cuidar y proteger la franja fronteriza han fracasado en controlar las actividades ilícitas que allí se realizan.

Agregó que la vigilancia de los guardias en los hospitales conduce a un choque ético con los médicos ya que por el juramento hipocrático, éstos tienen el deber de brindarle asistencia de salud a todo el que la necesite sin importar status migratorio, económico, raza o credo político y religioso.

Entrevistado en el programa D´ Agenda, el experto en seguridad explicó que un acto de esa naturaleza tomado en un contexto malicioso pondría al país de rodilla ante la comunidad internacional.

Sostuvo que ni aún en las clínicas privadas se atreven a negarle la asistencia a una parturienta que se presente a dar a luz, independientemente de que tenga o no seguro médico.

“Entonces vamos a tener a parturientashaitianas frente a los hospitales, yo prefiero pensar que eso no se va a producir, se lo digo como dominicano que he defendido a mi país, y que he vivido en el extranjero y ni siquiera he perdido mi acento del idioma nuestro“, precisó el reconocido cientista social.

Argumentó que la presencia de parturientasilegales haitianas en los hospitales es una consecuencia dela deficiente labor de vigilancia de los cuerpos armados en su tarea de impedir la entrada al país de indocumentados de la vecina nación.

“Yo siempre he visto como algo con poca tasa de retorno el hecho de que la inmigración en la frontera la administren los militares, siempre he creído que se debe crear una fuerza policial con un buen control de rendición de cuentas en la franja fronteriza, y que los militares actúen en segunda línea“, acotó.

Daniel Pou dijo que el país tiene más de 40 años apostando a que los militares van a detener la inmigración ilegal y cuando usted va a la frontera, se da cuenta que “los militares están haciendo negocios con la soberanía nacional“

Reveló que una vez pudo escuchar por un equipo de radiocomunicación como un oficial de las Fuerzas Armadas estaba haciendo negocios para su propio beneficio en la parte haitiana de la frontera, en perjuicio de la soberanía nacional.

“Desde aquella vez que se produjo una matanza en la frontera, donde un camión que transportaba ilegales haitianos, en la gestión del presidente Mejía en la gestión, y que estaba dirigiendo las Fuerzas Armadas el general Soto Jiménez,  se sabeeso fue fruto de la disputa de dos grupos de militares que intentaban cobrar el peaje“, recordó.

Insistió en que el tema de la seguridad fronteriza debe caer en un cuerpo más especializado, con mayor capacidad de transparentar la labor que desarrollan y sobre todo con un mayor control de las instancias civiles que tienen que ver con la seguridad interna y la política criminal en la República Dominicana.

Pou asegura que el principal reto que tiene el nuevo director de la policía mayor general Ney Aldrín Bautista Almonte es rescatar la institucionalidad y filosofía de la institución del orden público.

“La Policía tiene un reto que es impostergable, transformar la institución en términos institucionales y filosófico, la Policía no puede seguir siendo un costo de discrecionalidad dentro de las agencias institucionales del gobierno“, explicó el experto en seguridad.

Para el reconocido académico la Policía es una agencia que parece se encuentra desarticulada y separada del resto de las instancias institucionales que tienen que ver con la seguridad ciudadana en la República Dominicana.

“Hemos visto tradicionalmente que aunque la Policía es un auxiliar del Ministerio Público, lamentablemente las diferentes direcciones de la institución pretenden convertirse en un tribunal de alzada donde se juzga y se condena a cada quien.

“Y eso sin tener que hacer ninguna rendición de cuenta de cómo se llega a los procesos que la Policía ha planteado públicamente, y por otro lado la Uniformada ha decido romper un mecanismo de diálogo que tenía con la sociedad dominicana“, señaló.

Lamentó que tampoco se hace ningún esfuerzo en conseguir una buena imagen para la institución en término de crear un ambiente de confianza mutua entre la policía y el ciudadano.

“La Policía ha devenido con el tiempo en un organismo que flota en términos institucionales en el Estado dominicano, que parece que está desarticulada del resto de las instancias estatales, pero también flota en la sociedad porque no tiene la confianza, ni tiende los puentes que debe tener con la vida social y civil que gravitan en la sociedad“, argumentó Daniel Pou.

Calificó al nuevo director de la institución como una persona sumamente afable, cálido,  que siempre se ha mostrado muy receptivo a cualquier comentario que pueda ayudar a la institución, y tiene una aureola de ser una persona respetable y comprensiva.

Dijo que esas cualidades son un valor agregado, y da la posibilidad de que Bautista Almonte pueda encarnar la voluntad de superación de los sectores más progresistas de la Policía Nacional.

Fuente: El Día 

Top