Cura acusa Cesfront proteger haitianas

17 Enero 2018

Santo Domingo, Rep.Dom.-El padre Regino Martínez, quien ejerce su sacerdocio en la ciudad de Dajabón, acusó al Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza Terrestre (CESFRONT) en esa localidad de estar vinculado con la llegada ilegal de haitianas parturientas, que vienen a alumbrar en los hospitales públicos.

De igual manera, el sacerdote jesuita, quien desde hace años reclama que a los haitianos indocumentados residentes en el país se les regularice su permanencia, consideró que las deportaciones masivas que el Gobierno lleva a cabo no resuelven ese problema.

Con relación a las haitianas embarazadas que ingresan al país por la frontera, Regino sostuvo que ese trasiego se produce en contubernio con los militares del CESFRONT “porque ellas no vienen por los montes haitianos y llegan a los centros de salud también caminando en territorio dominicano”.

El cura subrayó que en tráfico ilegal también estarían vinculados los militares establecidos en los puestos de chequeos que hay desde Dajabón hasta Santiago.

“Esos guardias detienen los vehículos donde van las haitianas, comprueban visualmente que están a punto de dar a luz y dejan que continúen hacia el interior del país”, lo que demuestra que ellos son cómplices de la ilegal práctica”, agregó.

Con relación a su percepción de que no es cierto que desde el Gobierno se ejecute una efectiva batida contra los indocumentados haitianos, Regino es de opinión de que la fórmula de perseguirlos nunca será efectiva.

“Los miembros del Cesfront se pasarán la vida detrás de esos extranjeros y nunca lograrán sus objetivos, porque las repatriaciones no resuelven el problema de la migración de los haitianos y eso es lo que se ha hecho hasta ahora”, indicó.

El sacerdote apuntó que “el único oficio que aparentemente tienen los militares en la frontera es repatriar los haitianos y luego dejarlos entrar y, si esa hubiera sido la solución, con el tiempo que tiene ese trabajo ya el asunto estuviera resuelto”.

Sostuvo que las autoridades dominicanas, a través de algunos medios de comunicación, quieren hacer creer una cosa que no es real “porque la responsabilidad del control fronterizo esta en los militares y si los dejan pasar es porque es un negocio y se ha demostrado que eso no resuelve nada”.

Según el parecer del padre Regino, la solución es crear un marco jurídico, como existe en todos los países, en este caso con controles en la frontera que delimita República Dominicana y Haití.

Asimismo, acusó a las autoridades municipales de Dajabón de sumarse a la persecución de haitianos que él considera ilegal y arbitraria.

Resaltó que presuntamente los policías municipales confiscan las mercancías a los haitianos que venden en las aceras.

Fuente: El Nacional 

Top