Spanish Chinese (Simplified) English French German Haitian Creole Hindi Italian Portuguese Russian

-->

Alimentos con hidratos de carbono

05 Septiembre 2017

Entre los alimentos ricos en hidratos de carbono se encuentran el pan, la pasta, los cereales, las legumbres secas, los tubérculos que contienen féculas, como las patatas, los frutos secos, las frutas y las verduras.

Según indican los especialistas, los hidratos de carbono deben representar el 55 por ciento del aporte energético de cada persona, mientras que las grasas no deben superar el 30 por ciento. Esto indica su valor e importancia en la dieta sana.

Carbohidratos y obesidad

Al contrario de lo que se piensa, los hidratos de carbono son los componentes de la dieta que aportan menor cantidad de calorías por unidad de peso (3,75-4 kcal/g).

Es decir que, además de no favorecer la obesidad, son muy útiles en el control del peso. La acción de los hidratos de carbono es más saciante que la de las grasas, ya que aumentan la glucemia y el metabolismo oxidativo hepático, con lo que se activa el mecanismo glucostático que condiciona la aparición de la saciedad.

Sin embargo, la mayoría de las personas que pretenden reducir su peso eliminan los hidratos de carbono de la dieta al considerarlos la principal fuente de grasa.

Esto se debe al gran desconocimiento que la población tiene de los alimentos y sus propiedades. En un estudio realizado en jóvenes universitarios de Madrid, el 51 por ciento indicó, acertadamente, que la grasa es el componente de la dieta que aporta más calorías (9 kcal/g), y el segundo componente más temido son los hidratos de carbono (el 38,4 por ciento de la población lo señala como fuente importante de calorías), cuando éstos aportan menos calorías que las proteínas (4kcal/g) o el alcohol (7kcal/g).

Sustituir el consumo de grasas por hidratos de carbono, ya sea simples (azúcar) o complejos (féculas) supone una mejora de la dieta sana y permite perder peso en un periodo prolongado de tiempo, desarrollando unos hábitosde vida normales.

Esta es la principal conclusión del proyecto Carmen (Carbohydrate Ratio Management in European National diets), desarrollado el año pasado y coordinado en España por Xabier Formiguera, jefe de la Unidad de Trastornos de la Alimentación del Hospital Universitario Germans Trías i Pujol.

“Aunque se trata de una reducción lenta en el caso de las personas que padecen obesidad, al tratarse ésta de una enfermedad crónica, es una buena opción y más segura que adelgazar de forma rápida”, indica Formiguera. La adopción de una dieta rica en hidratos de carbono supondría el descenso, de entre un 15 y un 30 por ciento, de la población obesa de Europa. En España, el 13,4 por ciento de la población es obesa (cerca de 5 millones de personas).

Pan y pasta

La falsa relación entre hidratos de carbono y obesidad ha hecho que el consumo de los alimentos que los contienen haya descendido drásticamente, lo que nos aleja cada vez más de la dieta mediterránea.

Entre los alimentos más temidos se encuentran el pan y la pasta. El pan, además de ser barato, no tiene tantas calorías como se piensa y, sin embargo, contiene gran cantidad de hidratos de carbono, proteínas y almidones modificados que se comportan como fibra. Los cereales también aportan vitamina B, zinc, hierro y otros minerales.

La pasta, por su parte, aumenta hasta 3 veces su volumen, lo que provoca una rápida sensación de saciedad. Además, contiene vitamina H (biotina), vitamina E (tocoferol), vitamina B, enzimas y minerales.

Por: Agencias 

Top