El hombre también está en la diana del cáncer de mama

19 Octubre 2017

Santo Domingo, Rep.Dom.-El cáncer de mama también ataca al hombre, que en la gran mayoría de los casos, desconoce que pueden padecer la enfermedad, lo que provoca que, cuando acude al especialista, la metástasis ya ha aparecido y el tumor está en una etapa avanzada en los ganglios axilares. Ocurre en la mayoría de los casos. Y es que no suele relacionar los síntomas que padece con un posible cáncer de mama.

“El varón reacciona incrédulo, piensa que no puede tener un cáncer de mama, pero tiene glándulas mamarias como la mujer. Al no ponerse en esa situación, cuando va al médico, lo hace en una etapa tardía, porque piensa que solo es una inflamación”, explica la doctora María Victoria Collado, de la Unidad de Patología Mamaria del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid.

Señala que cada año atiende a 3 ó 4 hombres frente a 300 ó 400 mujeres, una estadística que coincide con la prevalencia mundial: un hombre con cáncer de mama frente a 100 mujeres.

La sorpresa de José

Uno de esos hombres es José Montoya que ahora vive tranquilo tras superar un cáncer de mama que en el año 2000 le fue diagnosticado cuando tenía 45 años.

“Duchándome detecté un pequeño bulto al lado del pezón, como un garbanzo”, cuenta este arquitecto que reside en Menorca. Primero fue al dermatólogo, quien lo derivó al cirujano para que extirpara el bulto y fue entonces cuando se comprobó que se trataba de un tumor maligno.

“Yo no sabía que el cáncer de mama también podía afectar a los hombres, y cuando te lo dicen, se te viene el mundo abajo”, recuerda.

Pero se sometió a una mastectomía (extirpación de la mama), a una linfadenectomía (extirpación de los ganglios linfáticos), además de quitarle tejidos sospechosos de la otra mama. Durante cinco años tomó un tratamiento oral y anualmente no falta a revisión.

Diagnóstico precoz

Es más habitual que el cáncer de mama en hombres aparezca en torno a los 50 años. La doctora Collado insiste en la importancia del diagnóstico precoz y de acudir cuanto antes al especialista, porque eso ayuda a obtener un pronóstico favorable.

Si el hombre detecta el crecimiento de una de las mamas y sobre todo si toca un nódulo, eso tiene muchas probabilidades de ser un cáncer de mama.

El aumento repentino de una de las mamas es un síntoma, aunque también puede responder a una ginecomastia o inflamación simple a veces por el uso de anabolizantes. Pero es importante que se consulte a un facultativo especializado para descartar un tumor.

“Claramente la sintomatología en el hombre es más evidente que en la mujer ya que en el seno femenino un bulto puede pasar desapercibido. Pero muchas veces operamos tumores no palpables, que se detectan por mamografía”, indica la oncóloga.

Los tipos de cáncer de mama en el hombre son similares a los de la mujer y por tanto, los tratamientos, incluidas las terapias diana contra algunos casos agresivos como el HER2 positivo, también.

Normalmente, si el hombre presenta ganglio positivo (metástasis), se hace una linfadenectomía axilar (extirpación de la cadena linfática).

Si es negativo, una mastectomía sin más. Se complementa, de acuerdo con cada caso, con quimioterapia convencional y radioterapia.

El peso de la genética

La mayoría de los casos de cáncer de mama en hombres está relacionada con alteraciones en los genes BRCA1 y BRCA2. Por eso, cada vez que acuden a la Unidad de Patología Mamaria del hospital Ramón y Cajal se les practica un test genético, sobre todo a sus descendientes masculinos y femeninos. Si los hijos u otros familiares del afectado dan positivo en la mutación genética las opciones son diversas, desde vigilancia hasta mastectomía profiláctica, aunque cada caso debe ser analizado y seguir los protocolos sanitarios. No es tan frecuente que el cáncer de mama en el hombre derive en cáncer de próstata, mientras que en la mujer, la alteración de los genes BRCA1 y BRCA2, puede afectar también al ovario.

Fuente: Diario Libre

Top