Cirujanos corrigen malformaciones congénitas de la bebé Astrid Montero

14 Noviembre 2017

Boston, Massachusettss.-Tras una cirugía de más de ocho horas, los médicos del Boston Children’s Hospital que intervinieron ayer a la niña Astrid Montero Gómez, lograron reparar todas sus malformaciones congénitas, sin que por el momento se tenga pendiente otros procedimientos quirúrgicos.

La operación inició a las 7:30 de la mañana y concluyó pasadas las 3:30 de la tarde, hora en la que los médicos informaron a sus padres, Lorainne Gómez y Denny Montero, que todo transcurrió normal.

“El médico salió a decirnos que todo transcurrió normal, que gracias a Dios se pudo hacer todo, no quedó nada pendiente, por lo que posiblemente no sea necesario hacer otras intervenciones quirúrgicas”, expresó a Listín Diario el padre de la bebé de apenas un mes de nacida.

“Gracias a Dios no hubo complicaciones en el proceso, le repararon todo, el orificio en el corazón, el arco aórtico, la arteria pulmonar”, expresó con alegría el padre de la menor.

Durante la intervención los especialistas lograron corregir el hueco en el corazón de la niña, la arteria pulmonar izquierda, la malformación del arco aórtico y una obstrucción que afectaba sus vías pulmonares.

Supuestamente esta última era una malformación desconocida al momento de la cirugía, lo que obligó a que el equipo médico solicitara a los padres de la niña un nuevo descargo para la corrección de esta obstrucción de las vías pulmonares.

“Ellos repararon todo lo que tenían que reparar. Cuando la abrieron vieron que las condiciones eran favorables para hacer todo lo que estaba pendiente, lo que ellos habían visto en las imágenes”, explicó Montero.

Dijo que los médicos le informaron que Astrid permanecerá de 24 a 48 horas totalmente dormida, sedada, en la sala de recuperación, y posteriormente será llevada nuevamente a cuidados intensivos.

“Nosotros estamos muy agradecidos, primero de Dios, y después de los médicos que pudieron hacer todas esas reparaciones para no tener que volver a abrirla para intervenirla nuevamente”, dijo Montero.

Los médicos consideran el proceso como un milagro, que hayan podido hacer todas las correcciones juntas, cuando se había previsto que sería necesario hacer por lo menos tres intervenciones quirúrgicas.

A la niña le fue cerrado el esternón, tiene la cavidad torácica suturada y está respirando de forma normal sin respiración torácica asistida.

Fuente: Listin Diario 

Top