Los hijos de papás mayores tienen más riesgo de esquizofrenia y autismo

18 Enero 2018

Un nuevo estudio genético reveló que el incremento de algunas afecciones mentales puede deberse a que los hombres están teniendo hijos a más edad.

Una compañía islandesa encontró que el número de mutaciones genéticas de un niño está directamente relacionado a la edad en la que el padre lo concibió.

Según el doctor Kari Stefansson, autor de la investigación de Decode Genetics publicada en la revista Nature, los resultados muestran que la edad de los hombres, y no la de las mujeres, tiene un efecto en la salud del niño.

“La sociedad se ha enfocado en la edad de la madre. Pero todo indica que los desórdenes -con excepción del Síndrome de Down- como la esquizofrenia y el autismo son influidos por la edad del padre”.

El padre, no la madre

El equipo de Stefansson estudió la secuencia de ADN de 78 padres e hijos.

Esto reveló una correlación directa entre la edad del padre y el número de mutaciones o pequeñas alteraciones de ADN del niño.

Los resultados indican que un padre de 20 años transmite -en promedio- 20 mutaciones, mientras que un padre de 40 años transmite unas 65: aproximadamente unas dos mutaciones por cada año que el hombre retrasa la paternidad.

Aún se desconoce el impacto exacto que esto tiene en la salud del niño. Sin embargo, los datos sirven de respaldo para estudios anteriores que aseguraban que los padres son responsables de las mutaciones y que ellas aumentan con la edad.

Y, por primera vez, estos resultados han sido cuantificados. Los números muestran que el 97% de todas las mutaciones transmitidas a los niños provienen de sus papás.

“Para quienes trabajamos en el área resultó sorprendente que no influyera ningún otro factor”, señaló Stefansson.

El experto añade que el trabajo apoya otros estudios que han encontrado nexos entre los padres mayores y desórdenes mentales.

“La edad promedio de los padres ha venido aumentando desde 1970 en los países industrializados. Durante el mismo período de tiempo ha habido un incremento del autismo y es muy probable que parte de ese aumento se deba a la cada vez mayor edad de los padres”, dijo.

Los hallazgos, sin embargo, no deben alarmar a los padres mayores. La ocurrencia de muchos de estos desórdenes en la población es muy pequeña, lo que significa que aunque se esté duplicando el riesgo al tener un hijo cuando se tiene más edad, la probabilidad de que esto ocurra sigue siendo mínima.

Esperma congelado

“Recolectar el esperma de un adulto joven y congelarlo para ser usado más adelante podría ser una inteligente decisión”

Alexey Kondrashov, profesor de la Universidad de Michigan

En la actualidad, casi todos los niños nacidos de padres mayores son sanos. Pero si esta teoría llegara a comprobarse es muy probable que el número de bebés con problemas aumente también.

Los padres más viejos y sus mutaciones genéticas están relacionadas con condiciones neurológicas porque el cerebro depende de más genes para su desarrollo y regulación.

Esto quiere decir que es muy probable que las mutaciones de genes deriven en problemas en el cerebro, más que en ningún otro órgano, a pesar de que aún no está claro si la edad de los padres tiene un efecto en algún otro órgano o sistema. Esa investigación aún no se ha llevado a cabo.

La razón por la que los hombres transmiten el grado de mutación es que las mujeres nacen con todos sus óvulos, mientras que el hombre produce esperma nuevo durante toda su vida adulta. Es durante esa producción donde los errores genéticos se crean, sobre todo cuando los hombres envejecen.

En un comentario publicado por la revista Nature, el profesor Alexey Kondrashov de la Universidad de Michigan señaló que los hombres jóvenes deben considerar congelar su esperma si estudios futuros mostrasen que existen efectos negativos en la salud de los niños.

“Recolectar el esperma de un adulto joven y congelarlo para ser usado más adelante podría ser una inteligente decisión. También puede resultar valioso para la salud pública, pues podría reducir el deterioro del patrimonio genético de las poblaciones humanas”.

El doctor Stefansson, sin embargo, dijo a la BBC que desde una perspectiva a largo plazo, la decisión de algunos hombres de tener hijos más adelante puede estar acelerando la evolución de nuestra especie.

“La alta tasa de mutaciones es peligrosa para la próxima generación, pero está generando una diversidad de la cual la naturaleza puede seleccionar para luego refinar este producto que llamamos hombre”, asegura.

“Entonces, lo que es malo para una generación, podría ser bueno para nuestras especies en general”.

Por: BBC MUNDO 

Top