×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 988


Un dulce Miércoles de Ceniza

14 Febrero 2018

Santo Domingo, Rep.Dom.- Para todos los católicos hoy es el inicio de una de las épocas más importantes y conmemorativas: es Miércoles de Ceniza, día que da inicio a la Cuaresma, tiempo de abstinencia, de los calendarios litúrgicos católico y anglicano.

A partir de hoy se celebran 40 días antes del Domingo de Ramos que da comienzo a la Semana Santa o Semana Mayor. Creyentes asisten a las iglesias para la imposición de la cruz de ceniza, que significa compromiso con Dios y el prójimo. Además, este ciclo recuerda los días que Jesús vivió en el desierto para la preparación de su ministerio.

Guardando el respeto que se merece la época, es preciso decir que, además de seguir la tradición relisiosa, los dominicanos tienden a dar inicio a la Cuaresma de una manera muy particular: añadiéndole un toque de dulzura como parte de su cultura culinaria.

Las habichuelas con dulce caracterizan la época en lo que a la gastronomía se refiere. De ahí que, el Miércoles de Cenizas, y durante todos los viernes de la Cuaresma, se sigue la tradición de cocinar este plato que, según algunas personas es auténtico de República Dominicana.

Juliana Contreras, experta en este tipo de tradiciones, dice que es importante que la gente sepa que hace muchos años que en el país desde que se inicia la Cuaresma se prepara habichuelas con dulce. “Es que eso es parte de nuestra cultura, y no le quitamos protagonismo a la religiosidad, sino que reforzamos año tras año nuestra esencia”, explica.

Sobre la historia religiosa

Algunos creyentes consideran este período como tiempo de preparación para la Pascua o Resurrección de Jesús, que se recuerda en la Semana Santa. Se obtiene de la incineración de los ramos bendecidos en el Domingo de Ramos del año litúrgico anterior.

Según la tradición, en los siglos VI-VII cobró gran importancia el ayuno como práctica cuaresmal. Entonces surgió un inconveniente: desde los orígenes de la liturgia cristiana nunca se ayunó en día domingo por ser “día de fiesta”, la celebración del día del Señor. Entonces, se movió el comienzo de la Cuaresma al miércoles previo al primer sábado del mes. Este tiempo representa para los fieles creyentes tiempo de abstinencia, no solo en su comportamiento, sino también en consumo de alimentos debido a que se elimina el consumo de carnes y sus derivados todos los próximos viernes hasta el Viernes Santo.

 

Fuente: Listin Diario

Top