El voleibol regresa con nivel internacional

05 Abril 2018

Santo Domingo, Rep.Dom.-La Liga Superior de Voleibol iniciará mañana teniendo a Jineiry Martínez, Brenda Castillo, Annerys Vargas Valdez, Niverka Marte, Winnifer Fernández y “La China” Lisvel Eve Mejía como sus principales rostros.

Durante un mes --del seis de abril al seis de mayo-- el balón vuelve al aire por vez primera desde el 2005 con un Mirador totalmente renovado, así como con las franquicias de Cristo Rey, Las Guerreras y Las Caribeñas tratando de plantar banderas.

Tan larga ha sido la pausa que una hija de Flor Colón, otrora centro del Mirador, será una de las principales rematadoras de ese conjunto, el cual dirigirá Wágner Pacheco.

Se trata de Flormarie Heredia Colón, una salidora de gran proyección, pero con el talento para fruncir el ceño de quienes a partir de este viernes la vean en el lugar del hecho o por Coral 39.

La inercia de doce años que tuvo el torneo distrital será cosa del pasado cuando se enciendan las luces del Palacio del Voleibol Ricardo --Gioriver-- Arias y el gran público tenga la oportunidad de ver “Las Reinas del Caribe” de frente en la malla.

La LVS será, asimismo, la gran vitrina para dar a conocer a unas “Princesas” que vienen de camino con calidad probada en mundiales y ansiosas de medirse con las que hoy ocupan los puestos que desean en la selección de mayores.

“Este es un proyecto que tiene un futuro grandioso. Me parece genial”, considera la inmortal Cosiris Rodríguez. “Sirve también para proyectar nuevos talentos y abre un espacio, un medio de vida, a esas jugadoras que se van quedando atrás”.

Caribeñas favoritas

Las Caribeñas, que en el Sorteo de Jugadoras realizado recientemente por la Asociación de Voleibol del Distrito Nacional apostó por la veteranía, lucen como favoritas para levantar el trofeo de campeón de la justa.

Su entrenador Cristian Cruz explicó que han estructurado un equipo que tendrá la defensa aérea y el ataque como sus principales armas.

Annerys Valdez, “La China” Eve, jugando como salidora, Cándida Arias y Prisilla Rivera, cuatro de las mejores bloqueadoras del país, están sembradas en el sexto abridor, así como la acomodadora Camil Domínguez y la opuesto Sidarka Núñez. “Creo que será un torneo duro, muy nivelado, porque independientemente de que tenemos muchas jugadoras reconocidas, en los otros conjuntos hay jóvenes talentosas que vienen de ganar el Mundial Sub-20 y que mucha gente no conoce”, aclara Cruz, asistente en el Proyecto de Selecciones Nacionales Femenina.

Prisilla, quien junto a Vargas Valdez es la única integrante de la selección que formó del equipo que conquistó la medalla de oro en los Panam del 2003, considera que la LVS  será más provechosa para los nuevos talentos porque a través de la misma asumirán mayores responsabilidades en la cancha, se darán a conocer y podrán seguir puliendo sus habilidades.

 

Fuente: Listín Diario

Top