Salud: Cómo controlar la acidez estomacal

11 Mayo 2018

La acidez estomacal es una sensación de ardor doloroso en el pecho, justo detrás del esternón. El dolor generalmente empeora al estar recostado o al inclinarse hacia adelante. Se presenta ocasionalmente y no es motivo de alarma. La mayoría de las personas pueden controlar por sí mismas, al hacer algunos cambios en su estilo de vida y con medicamentos de venta libre.

Si esta enfermedad se presenta con mayor frecuencia o que interfiere con la rutina diaria podría ser síntoma de una enfermedad más grave y requerir atención médica.

Síntomas

-Ardor doloroso en el pecho que, por lo general, aparece después de comer y puede producirse de noche.

-Dolor que empeora al estar recostado o inclinado. 

Cuándo consultar al médico

Busca ayuda de inmediato si experimentas presión o dolor intensos en el pecho, en especial, cuando se combina con otros signos y síntomas, como dolor en el brazo o en la mandíbula, o dificultad para respirar. El dolor en el pecho puede ser un síntoma de un ataque cardíaco.

Pide una consulta con el médico en los siguientes casos:

-La acidez estomacal se produce más de dos veces por semana. 

-Los síntomas persisten, a pesar de consumir medicamentos de venta libre. 

-Tienes dificultad para comer. 

-Tienes náuseas o vómitos constantes. 

-Adelgazas porque tienes poco apetito o dificultad para comer. 

Cómo se produce la acidez estomacal 

La acidez estomacal ocurre cuando el ácido estomacal refluye hacia el conducto que transporta los alimentos desde la boca hasta el estómago (esófago).

Cuando se come, normalmente, un grupo de músculos que rodea la parte inferior del esófago (esfínter esofágico inferior) se relaja para permitir que los alimentos y líquidos bajen al estómago. Luego, los músculos se contraen nuevamente.

Si el esfínter esofágico inferior se relaja de manera anormal o se debilita, el ácido estomacal puede subir al esófago (reflujo de ácido) y causar acidez estomacal. El reflujo del ácido puede empeorar cuando te agachas o te recuestas.

Factores de riesgo

Ciertos alimentos y bebidas pueden causar acidez estomacal en algunas personas, entre ellos:

Ají

Comer comidas picantes puede generar acidez. (Foto: Archivo)

Ají

Comidas picantes

Cebolla

Productos cítricos

Productos derivados del tomate, como kétchup

Alimentos fritos o grasosos

Menta

Chocolate

Alcohol, bebidas gaseosas, café u otras bebidas con cafeína

Comidas grasosas o abundantes

Tener sobrepeso o estar embarazada también puede aumentar tu riesgo de padecer acidez estomacal.

Complicaciones

La acidez estomacal que ocurre frecuentemente e interfiere con la rutina diaria se considera enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). El tratamiento de la enfermedad por reflujo gastroesofágico puede requerir medicamentos con prescripción y, a veces, cirugías u otros procedimientos. La ERGE puede dañar gravemente el esófago.

Diagnóstico

Para determinar si tu acidez estomacal es un síntoma de la ERGE, tu médico podría recomendarte lo siguiente:

Radiografías para ver la forma y el estado del esófago y del estómago.

Una endoscopia para revisar si existen anomalías en el esófago. Es posible que se tome una muestra de tejido (biopsia) para análisis.

Pruebas ambulatorias con sonda del pH para identificar cuándo y durante cuánto tiempo se acumula el ácido estomacal en el esófago. Se te coloca un detector de ácido en el esófago y luego se lo conecta a una pequeña computadora que llevas en la cintura o sujeta con una cinta en el hombro.

Pruebas de motilidad esofágica para medir el movimiento y la presión en el esófago.

Tratamiento

Advierten que antiácidos no protegen de efectos del alcohol

Beber alcohol también puede promover acidez. (Foto: Archivo)

Muchos de los medicamentos de venta libre pueden ayudar a aliviar la acidez estomacal. Estas son algunas de las opciones:

Antiácidos, que ayudan a neutralizar el ácido estomacal. Los antiácidos podrían ofrecer alivio rápido, pero no pueden curar el esófago dañado por el ácido estomacal.

Advierten que antiácidos no protegen de efectos del alcohol

Beber alcohol también puede promover acidez. (Foto: Archivo)

Antagonistas de los receptores H2, que pueden reducir el ácido estomacal. Los antagonistas de los receptores H2 no actúan tan rápido como los antiácidos, pero podrían ofrecer alivio por más tiempo.

Inhibidores de la bomba de protones, como el lansoprazol (Prevacid de 24 horas) y el omeprazol (Prilosec de venta libre), que también pueden reducir el ácido estomacal.

Si los tratamientos de venta libre no funcionan o si dependes de estos con frecuencia, consulta al médico, porque posiblemente necesites medicamentos de venta con receta. 

---Estilo de vida y remedios caseros--- 

Mantén un peso saludable. El exceso de peso hace presión en el abdomen, empuja el estómago hacia arriba y provoca que el ácido refluya al esófago.

Evita las ropas ajustadas, que aprietan el abdomen y el esfínter esofágico inferior.

Evita los alimentos que te provocan acidez estomacal.

Evita recostarte después de comer y espera por lo menos tres horas.

Evita comer tarde.

Levanta la cabecera de la cama si sueles tener acidez estomacal por la noche o mientras intentas dormir. Si no es posible, pon una cuña entre el colchón y el somier para elevar el cuerpo de la cintura hacia arriba. Elevar la cabeza con más almohadas, por lo general, no surte efecto.

Evita fumar. El tabaquismo disminuye la capacidad del esfínter esofágico inferior para funcionar correctamente. 

---Medicina alternativa---

La ansiedad y el estrés pueden empeorar los síntomas de acidez estomacal. Algunos tratamientos complementarios y alternativos pueden ayudarte a enfrentar la ansiedad y el estrés. Si la acidez estomacal empeora por la ansiedad y el estrés, considera probar lo siguiente:

- Aromaterapia

- Ejercicio suave, como caminar o andar en bicicleta, pero evita el ejercicio vigoroso porque puede empeorar la acidez estomacal. 

- Hipnosis

- Escuchar música

- Masajes

- Técnicas de relajación, como la visualización dirigida

---Lo puedes hacer entretanto---

Prueba hacer algunos cambios en tu estilo de vida a fin de controlar los síntomas hasta que veas al médico. Por ejemplo, evita los alimentos que te causan acidez estomacal y no comas nada al menos dos horas antes de ir a dormir.

Fuente: Clínica Mayo

Top