Spanish Chinese (Simplified) English French German Haitian Creole Hindi Italian Portuguese Russian

Santo Domingo, Rep.Dom.-Una persona que presenta una conducta suicida, abuso de sustancias, intento de homicidio, que escucha voces o muestra una depresión sicótica, son señales que evidencian que se está frente a una urgencia psiquiátrica por lo que requiere de la intervención rápida de un especialista.

Para la mayoría de nosotras, el cuidado en el detalle es esencial para un encuentro íntimo inolvidable; lucir una sexy lencería, oler bien… Sin embargo, ¿esta exigencia, también la trasladamos a la salud de nuestra pareja?

Santo Domingo,Rep.Dom.- Las manos son la primera fuente de contagio de los virus y bacterias que habitan  en el ambiente y el interior de los hospitales, por lo que un simple lavado  puede evitar muchas complicaciones de salud, sobre todo cuando las condiciones ambientales quedan afectadas por el paso de huracanes u otros fenómenos naturales.

Santo Domingo, Rep.Dom.-Un equipo de médicos y psicólogos encabezados por el psiquiatra Héctor Guerrero Heredia puso en funcionamiento un nuevo concepto en el país para tratar en forma integral los problemas de salud mental.

Confirmado: limitar el consumo de calorías detiene el envejecimiento biológico. Un estudio realizado en ratones, monos rhesus y seres humanos publicado en «Nature Communications» demuestra que la restricción calórica frena el "reloj epigenético", una medida del envejecimiento biológico. Muchas investigaciones habían demostrado ya que, en muchas especies, desde gusanos a ratones y primates, la restricción calórica conduce a una prolongación de la vida útil. Ahora, el nuevo estudio realizado por investigadores de la Escuela de Medicina Lewis Katz de la Universidad Temple (EE.UU.) va un paso más lejos al vincular la vida útil al reloj epigenético y demostrar que este reloj es un biomarcador útil para estudiar el envejecimiento.

No cabe ninguna duda de que el consumo abusivo del alcohol es muy nocivo para la salud. Además, no hace falta que este abuso sea continuado –o ‘crónico’, lo que inevitablemente conlleva al alcoholismo– para dañar notablemente el organismo. Basta con ingerir esporádicamente grandes cantidades de alcohol en un tiempo mínimo. Un consumo en ‘atracones’ –o ‘binge drinking’ según la terminología médica– que resulta común entre los jóvenes y que expresa de manera muy concisa lo que sucede en los ‘botellones’. Todo ello a pesar de los peligros que entraña este patrón de consumo para la salud del cerebro. Y es que como muestra un estudio realizado con universitarios de nuestro país y publicado en la revista «Frontiers in Behavioral Neuroscience», un único episodio mensual de ‘binge drinking’ es suficiente para provocar alteraciones cerebrales típicas de los adultos alcohólicos.

Página 3 de 580
Top