Internacionales

Abuelita japonesa de 90 años, la gamer más longeva del mundo

Cada día Hamako Mori, una japonesa de 90 años, repite el mismo ritual: estira a conciencia los dedos antes de agarrar los mandos de la consola, para no perder la destreza cuando empiece la partida.

Después de 40 años de pantalla y de haber jugado más de 200 juegos, Mori fue designada la ‘streamer’ (persona que juega a un videojuego, lo comenta y difunde) más anciana del mundo por el Libro Guinness de los récords.

La jubilada, que vive con su familia en Chiba, un suburbio de Tokio, juega como mínimo tres horas al día. Cuando la partida es interesante lo hace hasta las dos de la madrugada.

«Soy una apasionada de los juegos», reconoce con una expresión afable y distinguida. Lleva gafas doradas y el cabello recogido en una cola de caballo.

Alivia su estrés -dice- matando monstruos a través de la pantalla. En 1981 esta ama de casa descubrió los videojuegos, cuando compró una consola Epoch Cassette Vision, después de ver lo mucho que disfrutaban los niños jugando.

Desde entonces no ha parado. Ha probado de todo: Super Mario Bros. Call of Duty, Dragon Quest, Final Fantasy o Resident Evil, por mencionar algunos.

Fue saltando de una generación de consolas a otra, como la Nintendo 64 o ahora la PlayStation 4 de Sony, que su familia le regaló cuando cumplió 90 años.

Entre sus favoritos destacan la serie de los Grand Theft Auto o el juego de rol Elder Scrolls V: Skyrim, en el que aprecia «poder hacer lo que quieras, libremente».

El Democrata

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba
Cerrar