Cine

Actor Jonathan Majors comparece en caso por violencia machista, que su defensa niega

Majors, fue acusado de estrangulamiento, agresión y acoso contra una mujer tras una llamada a la policía por una disputa doméstica el 25 de marzo

El actor estadounidense Jonathan Majors compareció este martes ante una jueza en el caso de violencia machista que le imputó la Fiscalía de Manhattan (Nueva York) a finales de marzo y que su defensa describió hoy como una «caza de brujas».

Majors, de 33 años y protagonista de «Creed III» y «Ant-Man and the Wasp: Quantumania», fue acusado de estrangulamiento, agresión y acoso contra una mujer tras una llamada a la policía por una disputa doméstica el 25 de marzo, por la que fue detenido y después puesto en libertad.

El actor se presentó hoy a una audiencia rutinaria por vía telemática y expresó escuetamente su entendimiento sobre las cuestiones que le planteaba la magistrada, Rachel Pauley, como cumplir una orden de alejamiento y no tener contacto con la víctima, según The Hollywood Reporter.

La víctima, de 30 años y que supuestamente era la pareja de Majors, sufrió lesiones en la cabeza y el cuello en la supuesta disputa, de acuerdo con un informe policial, pero la denuncia de la Fiscalía ya no menciona el cuello y en cambio agrega daños en un brazo, de acuerdo con ese medio.

La abogada de Majors, Priya Chaundhry, en un comunicado, defendió la inocencia del actor, dijo haber entregado a los fiscales «pruebas irrefutables de que la mujer miente» e intentó desacreditarla asegurando que hay incongruencias en su historia, al menos en cuanto a la «localización».

Anteriormente, la abogada ya habló de presuntas pruebas que incluirían unas declaraciones escritas de la mujer retractándose de las acusaciones, así como imágenes de vídeo del automóvil donde supuestamente ocurrió el incidente y varios testimonios de testigos.

Chaundhry dijo que los fiscales han «ajustado los cargos» contra Majors a la versión de la víctima y consideró a su cliente una víctima, señalando que se enfrenta al «sesgo racial» del sistema penal estadounidense, en alusión a que Majors es de raza negra.

La carrera del actor, una estrella emergente de Hollywood, ha quedado empañada por las acusaciones y en los dos últimos meses ha perdido contratos de publicidad y gestión de proyectos.

Majors está llamado a comparecer en persona ante la jueza el próximo 13 de junio.

Fuente: EFE

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba