Entretenimiento

Actrices critican ausencia de estilistas de Hollywood que entiendan el ‘cabello negro’

Desde Queen Latifah hasta Halle Berry y Viola Davis, las actrices reclaman la escasez de estilistas que entiendan y cuiden sus melenas

Tiffany Haddish recuerda haber salido llorando del set de una película de gran presupuesto en busca de alguien que pudiera peinarla adecuadamente. Lorraine Toussaint cuenta alegremente las veces que su cabello ha sido dañado por estilistas sin experiencia en el manejo del “cabello negro”. Y Tia Mowry-Hardrict recuerda que se quebró en el set después de ver lo que le hicieron a su melena.

“Es alucinante para mí que nosotros (es decir, los actores negros) todavía tenemos que luchar para tener peluqueros negros en el set para nosotros. Hubo una vez en particular que estaba haciendo una película y, Dios mío, fui el protagonista. Y después de que esa persona me peinó, lloré. Pensé: ‘No puedo salir luciendo así’”, dijo Mowry-Hardrict, estrella de la comedia de Netflix, ‘Reunión familiar’. “No entiendo por qué tienes que luchar para que alguien comprenda la importancia de eso”.

Desde ganadoras del Oscar hasta estrellas en ascenso, muchas actrices afroamericanas tienen historias similares sobre las luchas por el cabello en Hollywood. En una industria conocida por su glamour y belleza, algunos dicen que la falta de diversidad detrás de escena ha llevado a situaciones desafiantes para las mujeres de color.

Mientras que el “cabello negro” viene en diferentes texturas, generalmente se define por sus rizos que van desde ondas hasta rizos muy apretados. Durante años, el racismo y la segregación generalmente dictaron que las personas negras trabajaran exclusivamente con cabello negro. Hoy, esa tradición se ha transformado en que muchos estilistas no negros aún no han aprendido cómo trabajar con éxito con el cabello afroamericano.

Halle Berry explotó en la escena de Hollywood a principios de la década de 1990 con un peinado corto que se convertiría en su firma. Muchas copiaron el estilo, pero la ganadora del Oscar no se propuso iniciar una tendencia… su look fue el resultado de experiencias anteriores con algunos estilistas de Hollywood.

“Por eso tenía el pelo corto”, se rió la actriz. “Mantenerlo fue fácil. Creo que como personas de color, especialmente en la industria, no siempre hemos tenido personas que sepan cómo manejar nuestro cabello. Los días son diferentes ahora; fue entonces cuando empecé”.

“Como personas de color, especialmente en la industria, no siempre hemos tenido personas que sepan cómo manejar nuestro cabello”.

Halle Berry, actriz

Otras dicen que, en Hollywood, la falta de estilistas capaces de manejar adecuadamente su cabello sigue siendo un problema.

“Me identifico con eso 100 por ciento”, dijoSierra Capri, la estrella de 20 años de ‘On My Block’, el programa original más visto en Netflix en el 2018. Capri, quien dice que es multirracial pero se identifica como negra, dijo que es un alivio cuando una actriz encuentra a un estilista que entiende su cabello.

“Queremos vernos y sentirnos bien, y queremos sentirnos lo mejor posible”, dijo. “Si sentimos que tenemos a alguien que nos comprende y entiende lo que queremos y lo que necesitamos, entonces nos sentiremos muy bien y podremos hacer lo que vinimos a hacer”.

Queen Latifah dijo que se encontró con estilistas que no sabían qué hacer con su cabello, particularmente al principio de su carrera.

“No es porque su corazón no estaba en el lugar correcto; simplemente no tenían las habilidades para trabajar con el pelo negro”, dijo Latifah, quien recientemente trabajó con Proctor & Gamble para formar ‘The Queen Collective’ para promover la igualdad racial y de género en el cine. “Como afroamericanos, todos tenemos diferentes formas, tamaños, colores y texturas, y ustedes deben poder trabajar con eso. Siempre estamos en condiciones de poder trabajar con lo que hacen los blancos. Así es como siempre ha sido, pero tiene que revertirse. Tiene que haber un poco de respeto hasta descubrir qué hacer con nuestro cabello. Así que realmente necesitamos agregar más personas a la industria”.

Cambios hasta el momento

Para trabajar en una amplia gama de áreas de entretenimiento, desde películas hasta programas de entrevistas, los estilistas deben estar en un sindicato. Local 706 es la unión de estilistas en Los Ángeles; Local 798 tiene su sede en Nueva York. Unirse a un sindicato requiere una licencia y experiencia en una producción. Local 706 no mantiene registros sobre la raza y el origen étnico de sus estilistas, pero es consciente de las frustraciones y supuestamente está tratando de encontrar soluciones.

Randy Sayer, el representante comercial de Local 706, espera que se produzcan cambios en la industria. Sayer dice que el sindicato no tiene control sobre qué estilistas son contratados para una producción; esa decisión pertenece a productores, estudios y otros empleadores. “Estoy de acuerdo con cada mujer de color o cada actor que dice: ‘Necesitamos más’. Quiero ser la persona ayude a lograr eso”.

El estilista Robert Stevenson, quien fue honrado por 706 el año pasado con un premio a su trayectoria, dice que es difícil para cualquiera unirse al sindicato, independientemente de su origen étnico: “No es broma”. El ganador del Emmy comenzó su carrera en la década de 1960 cuando asegura que el gobierno obligó a Hollywood a contratar a personas de color para todos los sindicatos de entretenimiento. Fue el primer estilista masculino negro que el sindicato aceptó.

Stevenson, quien ha trabajado con estrellas como Angela Bassett, Viola Davis, Samuel L. Jackson y Eddie Murphy, dijo que con más oportunidades para los actores negros, los sindicatos se están poniendo al día. “Cuando entré, no teníamos muchas actrices negras”, dijo Stevenson. “Pero ahora ha cambiado mucho. Hay muchas más actrices negras”.

“Siempre estamos en condiciones de poder trabajar con lo que hacen los blancos. Así es como siempre ha sido, pero tiene que revertirse”.
Queen Latifah, actriz

Si bien es cierto que las ganadoras de los premios Oscar, Tony y Emmy ‘pueden conseguir a quienes quieran’, Viola Davis ha hablado sobre sus crónicas de cabello pasadas. En mayo dijo que ya no trabajaría con estilistas que no respeten el oficio de peinar el cabello negro.

Es más profundo que “alguien que simplemente no puede arreglarte el cabello”, dijo DeWanda Wise, protagonista de ‘She’s Gotta Have It’ de Netflix y que actualmente se encuentra en postproducción para el drama de comedia de Sony ‘Fatherhood’, junto a Kevin Hart. “Son personas que tocan esta textura con cierto nivel de temor y asco”.

Andrea Pezzillo, una estilista que ha trabajado con una amplia gama de clientes como Jhene Aiko, Chanel Iman, Jeff Bridges y Omari Hardwick, entiende por qué muchas actrices negras desconfían de los estilistas blancos.

“Siempre digo esto: tu cabello podría tardar cinco años en crecer, pero podría tomar una sola plancha para romperlo todo”, dijo Pezzillo, quien comenzó a trabajar con mujeres de color después de asistir a la escuela de belleza y hacerse amiga de una compañera de clase eritrea. A menudo trenzaban el cabello de la otra, y finalmente, un instructor negro tomó a Pezzillo bajo su ala.

“Cuando comencé a peinar el cabello afroamericano, no lo veía diferente. Simplemente lo miré como cabello”, dijo. “Nunca me sentí intimidada y aprendí a través de mis errores”.

Sin embargo, las actrices dicen que los estilistas blancos como Pezzillo, que son competentes con muchas texturas de cabello, no se encuentran fácilmente.

“Sería una mentira si dijera que no ha sido un problema. Y ha sido difícil durante muchos años”, dijo Toussaint.

“Nuestro cabello es mucho más complicado”, explicó Toussaint. “Si me dicen que la estilista no es de cabello negro, la primera pregunta que hago es: ‘¿Pueden hacer un ‘press-and-curl’? Si pueden, podemos trabajar juntos. Si no sabe qué es, tenemos que comenzar desde cero. Es un desafío”.

Haddish dijo que cuando filmó la película ‘Keanu’, no había nadie en el set que pudiera trenzarle el pelo como lucía en la película. “Tuve que salir del set para encontrar gente en Nueva Orleans que me trenzara el cabello. Y lloré al respecto porque era mucho tiempo extra, y podría haber estado descansando o aprendiendo mis líneas o simplemente asegurándome de estar en la mentalidad correcta”, dijo.

Sanaa Lathan dice que ha usado pelucas para proteger sus trenzas. “He trabajado en Londres y en todo el mundo y a veces no sabes si vas a tener a alguien que esté familiarizado con el cabello negro”, dijo.

Para Mowry-Hardrict, se trata de algo más que hacer que una actriz se sienta preparada para su trabajo. “Si tu cabello está por todos lados, se notará”, dijo. “Cuando alguien te mira por televisión, quieres asegurarte de que estás representada de la manera correcta”, dijo la ex-actriz de ‘Sister, Sister’. “Nuestro cabello es realmente importante. Tenemos que representar, y necesitamos a alguien que sepa cómo ayudarnos a representar”.

_______________________________
Texto: Gary Gerard Hamilton

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba