Diáspora

Acusan a dominicano de 141 cargos por tráfico de armas que vendía en edificios de NY

El hombre quedó evidenciado tras vender artefactos a policías encubiertos

El dominicano Roberto Carmona, de 51 años de edad, que trabajaba como portero de un edificio, fue arrestado y acusado este martes en la Corte Suprema Estatal de Manhattan por traficar con cientos de armas de fuego, que vendía frente al edifico donde vivía y trabajaba.

El dominicano quedó evidenciado tras venderle artefactos a policías encubiertos.

El fiscal del distrito de Manhattan, Cyrus Vance Junior, dijo que Carmona mantenía el negocio ilícito junto a dos cómplices, Alan Goode, y Melvyn McDonald, quienes compraron las armas en Tennessee y se las vendieron a Harold Floran, los cuales también fueron detenidos.

Carmona, quien es portero del edificio 423 de la calle 55 Oeste del Alto Manhattan, también hacía transacciones de tráfico de las armas frente a ese inmueble.

«Roberto Carmona usó su trabajo como portero, fuera de un edificio de oficinas de Midtown, como un espectáculo de armas, almacenando municiones en su casillero y vendiendo múltiples armas mortales frente al edificio», añadió el fiscal en una conferencia de prensa, conjunta con el comisionado de la policía de Nueva York (NYPD), Dermot Shea.

En el edificio opera un gimnasio de la cadena Planet Fitness y otros comercios.

«También está acusado de llevar su trabajo a casa, vendiendo docenas de armas afuera de su edificio de Morningside Heights, donde vive», dijo el fiscal, mostrando las 80 armas vendidas a los policías en una larga mesa que incluyen 63 pistolas semiautomáticas, 11 revólveres y una escopeta recortada.

Los acuerdos con los encubiertos tuvieron lugar entre enero y septiembre, y Carmona les cobraba entre 500 dólares y 3,700 dólares por cada arma de fuego.

Unas 15 ventas tuvieron lugar cerca de la casa de Carmona en el Alto Manhattan y el edificio donde era portero.

El fiscal recordó que Tennessee, donde residen los cómplices de Carmona, es uno de los estados más flexibles en la venta de armas de fuego y lo calificó como un santuario.

Los cuatro son acusados de 141 cargos, entre estos venta criminal en primer grado de un arma de fuego y conspiración.

«No veo armas en esta mesa. Lo que veo son víctimas», dijo el comisionado del NYPD en la rueda de prensa celebrada en One Police Plaza, cuartel general de la policía.

«Veo a niños asesinados a tiros en la calle. Veo madres de pie en los funerales. No he mencionado a los oficiales encubiertos que trabajaron en este caso, pero piense en la increíble valentía, ya que entran en peligro para mantener a los neoyorquinos a salvo», añadió Shea.

Carmona se declaró inocente ayer en la mañana en la corte y se le dejó preso sin derecho a fianza.

Goode, McDonald y Floran fueron detenidos en Tennessee y están a la espera de ser extraditados a Nueva York.

Fuente: DL

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba