Nacionales

Advierten daño que podría hacer el populismo a sistemas de pensiones en la región

Representantes de más de 15 países analizan en Punta Cana los desafíos de los sistemas previsionales

Punta Cana.- El debate en un escenario de populismo, polarización y post verdad podría conllevar a que se desconozca  o se  distorsionen los resultados que han tenido los sistemas de pensiones.

La advertencia la hizo aquí el presidente de la Federación Internacional de Administradores de Fondos de Pensiones (FIAP), Guillermo Arthur.

La inauguración la presidió la vicepresidenta de la República Dominicana, Raquel Peña.

La vicemandataria permaneció en el evento poco menos de una hora, pero ese tiempo le fue suficiente para resaltar las ventajas que tienen aquellas naciones que cuentan con un sistema pensional, como es el caso dominicano.

Y, en efecto, de acuerdo con números dados a conocer en el foro por Kirsis Jáquez, presidenta de la Asociación de Administradoras de Fondos de PensionesFondos de Pensiones llaman a pensionados tardío a reclamar ahorros (ADAPF),  el ahorro previsional ha permitido que la República Dominicana crezca más de un punto porcentual adicional cada año entre 2003 y 2019.

Fue un período en que la economía creció a un ritmo promedio de 5.5% anual.

Eso que plantea la ejecutiva de la ADAPF significa que el 22% del crecimiento acumulado del Producto Interno Bruto de ese período se explica por el ahorro individual acumulado para el retiro.

«Y estas cifras son solo una muestra de la transformación que ha permitido el sistema de pensiones administrado por las AFP en el país», apuntó Jáquez.

Mientras, según Arthur, quienes se valen del populismo para desacreditar los sistemas de pensiones, proponen soluciones que, bajo la apariencia de un beneficio, afectarán gravemente su solidez futura de nuestro sistema.

¿Cuáles son las principales fortalezas de los sistemas de capitalización individual que se verían amenazados con algunas de las reformas propuestas?, se preguntó.

Dijo que uno de los principales méritos de las capitalización  individual fue dar sostenibilidad a los sistemas previsionales, que por razones demográficas, los mecanismos de reparto habían perdido.

«En efecto, si revisamos la evolución de las expectativas de vida y de la tasa de natalidad de las últimas décadas, es forzoso concluir que un sistema en que las pensiones de un número creciente de jubilados son financiadas por un porcentaje decreciente de trabajadores activos ya no es viable», expuso.

Rememoró que eso llevó a que en el período 1995-2022 la mayoría de los países que aún tienen sistema de reparto, hicieran cambios paramétricos.

Así, 67 de ellos disminuyeron los beneficios; 64 aumentaron la edad de jubilación y 82 incrementaron el monto de la cotización.

La visión de ADAFP

Jáquez indicó que en el mundo, los sistemas de pensiones tienen grandes desafíos, tanto por aspectos característicos de los mercados laborales como por cambios demográficos.

«La tendencia de las últimas décadas muestra que los índices de natalidad bajan, mientras, afortunadamente, la esperanza de vida aumenta y, por consiguiente, las personas viven más años tras la edad de retiro», dijo.

Y agregó: » De esta manera, mirando al futuro, el primer paso que damos como sector es analizar en profundidad los desafíos de los sistemas de pensiones porque solo así podremos centrarnos en lo que más importa: las soluciones para que los trabajadores tengan más y mejores pensiones».

Desde su punto de vista, para la República Dominicana, este es un año importante en el sistema de pensiones porque la ley que lo crea ha cumplido 21 años.

Explicó que luego de dos décadas, son muchos los logros y los avances que el sistema administrado por las AFP puede mostrar, tanto en la protección de los trabajadores afiliados y sus familiares, como en la contribución a la estabilidad y crecimiento económico del país y al desarrollo y profundización del mercado de valores local, generando rentabilidad económica y social.

Asegura que el sistema de capitalización individual ha sido un ganar–ganar, primero para los afiliados porque han visto incrementado su patrimonio en más del 50% por el rendimiento acumulado, y, segundo, para el país.

Dejó claro que las AFP, están muy conscientes de que, sobre la base de los logros alcanzados, deben abocarse a una reforma de ley para mejorar y fortalecer el sistema y lograr que sea más eficiente, solidario, sostenible y universal y que garantice más y mejor protección a los afiliados y sus familias.

Y este es precisamente uno de los puntos en los que la ADAFP ha trabajado en los últimos años para presentar propuestas con estudios económicos que avalan su viabilidad y sostenibilidad.

Fuente: EL Caribe

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba
¿Quieres recibir avisos de nuevas noticias? OK No Gracias