Cultura

Ajusticiamiento de Trujillo desató una horrenda cacería

Se conmemoran 59 años del suceso que causó una intensa persecución contra los conjurados, familiares y relacionados

El ajusticiamiento del tirano Rafael Leónidas Trujillo, ocurrido en Santo Domingo la noche del 30 de mayo de 1961, inició un proceso de cambios en la vida dominicana, pero también abrió un luctuoso período de apresamientos y persecuciones y asesinatos, acciones con la que el poder sostenido por colaboradores y familiares del dictador buscaban vengar su violento final.

La misma noche en que sátrapa fue abatido por los héroes posteriormente encomiados por la sociedad dominicana, empezó una cacería sin precedentes contra varios de los participantes en la trama, allanamientos y búsqueda de todo el que tuviese vínculos con ellos.

Adultos, jóvenes y adolescentes, ancianos, mujeres, religiosos y varios extranjeros se vieron afectados por la represión recrudecida a partir del acontecimiento que conmocionó a la sociedad de la época y causó efectos en el exterior, al punto de apenas unas horas después del deceso de Trujillo Estados Unidos lo comunicaba al mundo.

La providencia calificativa del proceso instruido a los acusados del sucedido, en la autopista que conducía de Ciudad Trujilllo a San Cristóbal, incluye a los héroes de la proeza.

Pero también se dispuso instruir sumaria contra otros supuestos vinculados al crimen y a la tentativa de asesinato de capitán Zacarías de la Cruz, chofer de Trujillo.

Otros complotados

El complot del 30 de mayo no fue el único que se urdió en la larga etapa del pasado siglo. Hubo numerosos intentos por derrumbar la tiranía trujillista, desde sus inicios en el 1930, pero fue este último el que logró el objetivo.

Otros de los complotados directos fueron Eduardo Antonio García Vásquez, Miguel Ángel Bissié Romero, Ernesto de la Maza Vásquez, Mario de la Maza Vásquez, Bolívar de la Maza Vásquez, Pablo de la Maza Vásquez, Modesto Díaz Quezada, Miguel Ángel Báez Díaz, Manuel de Ovín Filpo, Juan Bautista (Gianni) Vicini Cabral, Ángel Severo Cabral, Donald Read Cabral, Andrés Freites Barreras, Luis Manuel Baquero y Jordi Bossa.

El historiador Juan Daniel Balcácer asegura que un grupo de mujeres estuvieron involucradas indirectamente en la trama como fueron Cristina Díaz de Díaz, Urania Mueses de Estrella, Guarina Tessón de Imbert, Aída Michel de De la Maza, Hilda Tactuck de De la Maza, Olga Despradel de Cedeño, Marianela Díaz de García, Anneris Malagón viuda Cobián, Coffeta Ricart de González, Petra Solano de Rodríguez Echavarría, Flérida Yabra de Berry, profesora Mineta Roque Martínez, Mercedes Amiama Tió, Gracita Díaz de Henríquez, Josefina Padilla de Sánchez, doctora Gladys de los Santos, Antonia Vásquez de Freites y Josefina Gautier de Álvarez, entre otra.

 

Comentarios para este artículo

Mostrar más

Otros Artículos