Internacionales

Al menos 150 estudiantes de primaria secuestrados por individuos armados en Nigeria

Al menos 150 estudiantes de una escuela de educación primaria fueron secuestrados este jueves por individuos armados en una localidad del estado de Kaduna, en el centro-norte de Nigeria, confirmó una fuente de la Policía estatal.

El ataque se produjo a primera hora de la mañana en la escuela de primaria de la Autoridad Educativa Local en Kuriga, precisó la fuente.

«Sí, es cierto. Los bandidos atacaron la escuela y se llevaron a 150 alumnos. Entraron a tiros en la escuela antes de llevarse a los alumnos al bosque», declaró a la agencia EFE por teléfono la fuente policial bajo condición de anonimato, sin atribuir la autoría a ningún grupo armado en particular.

«Nuestros hombres están en la zona para un posible rescate de los alumnos», subrayó, al agregar que podría haber también entre los secuestrados «miembros del personal» del centro educativo.

El portavoz de la Policía de Kaduna, Mansur Hassan, confirmó el ataque, pero no dio detalles.

«Nuestros hombres siguen el rastro de los delincuentes para atraparlos y rescatar a las víctimas», se limitó a decir a EFE Hassan.

Un residente local, Jubrilla Isah, también confirmó el suceso, aunque rebajó el número de secuestrados.

«Los bandidos, unos cien, atacaron la escuela primaria de la Autoridad Educativa Local en Kuriga esta mañana y secuestraron a más de 100 alumnos», dijo a EFE Isah.

«Dispararon esporádicamente durante el ataque alrededor de las 8 de la mañana (07:00 GMT) antes de llevarse a los alumnos. Algunos profesores también fueron secuestrados», explicó el residente.

«Hay miedo en todas partes. La gente abandona Kuriga en masa por miedo a nuevos ataques. Los bandidos no se han puesto en contacto con nadie para pedir un rescate», añadió.

Medios locales, cintando también a residentes como fuente, situaron el número de secuestrados en más de doscientos, cifra a la que reaccionó la ONG pro derechos humanos Amnistía Internacional (AI), que condenó «el atroz secuestro de doscientos estudiantes».

«Hacemos un llamado a las autoridades nigerianas para que rescaten de manera segura a los estudiantes y hagan que los presuntos perpetradores rindan cuentas», exigió la sección nigeriana de AI en un mensaje en su cuenta de la red social X.

«Las escuelas deberían ser lugares seguros y ningún niño debería tener que elegir entre su educación y su vida. Las autoridades nigerianas deben tomar medidas inmediatamente para impedir ataques a escuelas y proteger las vidas de los niños y su derecho a la educación», añadió la ONG.

El activista pro derechos humanos y exlegislador Shehu Sani, que representó en el pasado al estado de Kaduna en el Senado (Cámara Alta) de Nigeria, afirmó que «es trágico escuchar que 232 estudiantes acaban de ser secuestrados en la aldea de Kuriga».

«Sin embargo, soy optimista acerca de que su libertad estará asegurada», señaló Sani en su cuenta de X.

Algunos estados de Nigeria -sobre todo del centro y noroeste del país- sufren ataques incesantes por parte de «bandidos», término usado en el país para nombrar a las bandas criminales que cometen asaltos y secuestros masivos para pedir cuantiosos rescates.

Los ataques se repiten pese a las repetidas promesas del Gobierno nigeriano de terminar con la violencia, que ha reforzado el despliegue de las fuerzas de seguridad.

A esta inseguridad se suma la ocasionada desde 2009 por la actividad del grupo yihadista Boko Haram en el noreste del país y, a partir de 2016, también de su escisión, el Estado Islámico en la Provincia de África Occidental (ISWAP, por sus siglas en inglés).

Fuente: Listin Diario

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba