América Latina

Alerta ante riesgos por tecnología china en Colombia

Un reciente informe, sobre la presencia de empresas tecnológicas de la República Popular de China (RPC) en Colombia, disparó las alarmas por los riesgos que traen consigo las inversiones del país asiático en el sector. Según la consultora colombiana de riesgos políticos Colombia Risk Analysis, detrás de estas inversiones hay intereses estratégicos con consecuencias geopolíticas que no han sido consideradas por el Gobierno de Colombia.

El informe La huella de la tecnología china en Colombia, resalta cómo la ley de seguridad de China obliga a todas las empresas a cooperar y compartir información con la inteligencia estatal, incluso, aquellas con acceso a información sensible. Una política de Estado frente a la que los países que reciben tecnología china no tienen control alguno por lo que sus inversiones representan una amenaza a la independencia y soberanía digital, señala el informe.

Grave y latente riesgo ante el cual Colombia no está preparada. “El gran elemento aquí es que Colombia no considera el sector de las telecomunicaciones como sector estratégico, por lo que no existe debate alguno sobre las vulnerabilidades en seguridad cibernética detrás de la tecnología china”, dijo a Diálogo Sergio Guzmán, director de Risk Analysis.

Esta situación preocupa mucho y especialmente por la creciente participación de empresas de origen chino en Colombia. “A menos que Colombia establezca estándares y especificaciones claras para las inversiones en el sector tecnológico, podría estar abriendo así, una puerta a la dependencia e influencia indebida de empresas chinas”, añadió Guzmán.

El presidente de Colombia Gustavo Petro a su llegada a Pekín para dar inicio a la visita de Estado el 25 de octubre de 2023. (Foto: Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia)

Advertencia que llega en un momento en el que Colombia está tomando decisiones cruciales en materia de inversión tecnológica, como la reciente licitación para el desarrollo de la tecnología 5G.

“Estamos hablando de decisiones con implicaciones políticas significativas, por lo que es importante que más allá del precio y calidad que ofrecen las empresas chinas, Colombia entienda los riesgos asociados con estas inversiones y evitar así tomar decisiones equivocadas que difícilmente se puedan revertir”, señaló Guzmán.

5G: Empresas chinas bajo lupa

El pasado 20 de diciembre se conocieron los resultados de la licitación del espectro 5G en Colombia. Si bien las miradas estuvieron puestas en los grandes operadores de telecomunicaciones que se quedaron con las bandas, entre ellas Claro, Womb, la unión temporal Tigo-Movistar y Telecall, hubo otros interesados en el resultado de este proceso. Se trata de las empresas de tecnología que proveerán la infraestructura para el desarrollo de esta nueva red.

La lupa está puesta en los proveedores chinos quienes ya participan activamente en el mercado colombiano. Según fuentes consultadas por Risk Analysis, el 50 por ciento de las redes 3G y 4G de Claro y Movistar y el 100 por ciento de Tigo y WOM son proveídas por Huawei, una empresa china que ha sido excluida de los mercados locales de infraestructura en múltiples países por constituir una amenaza para la seguridad nacional, asociada al miedo al espionaje.

“Los vínculos de esta empresa (Huawei) con el Gobierno chino, así como las acusaciones de corrupción, sobrecostos y retrasos injustificados de las obras contratadas con compañías chinas, han llevado a varios países a adoptar medidas restrictivas, llegando a prohibir o excluir a Huawei dentro de sus mercados”, dijo a Diálogo Carlos Augusto Chacón, director del Instituto de Ciencia Política Hernán Echavarría Olózaga (IPC) de Bogotá y autor del informe La tecnología 5G China y los riesgos para Colombia.

Sin embargo, el Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones (MINTIC) en Colombia se rige por el principio de neutralidad tecnológica y no discrimina tecnología según país de origen, por lo que expertos prevén una mayor participación de las empresas chinas en el desarrollo de esta nueva tecnología. “Empresas como Huawei y ZTE buscarán ampliar su participación en el mercado sin ningún tipo de restricción o control alguno”, afirma Guzmán.

Complejo escenario que preocupa en gran medida a expertos y analistas por las vulnerabilidades detrás de esta tecnología. “El mayor riesgo está en que en Colombia no hay vía legal para conocer la participación real de los proveedores, por lo que, si el día de mañana Colombia decide que las empresas chinas son un riesgo para la seguridad nacional, el país no sabrá realmente que tan comprometidas están sus redes, y probablemente ya será muy tarde”, dijo Guzmán.

En el marco de la visita oficial a la República Popular de China (RPC), el Gobierno de Colombia firmó tres memorandos de entendimiento que establecen un acuerdo bilateral en términos de tecnología para fortalecer la economía digital con la RPC. (Foto: Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de Colombia)

Advertencia global

El principio de neutralidad tecnológica para el desarrollo de la red 5G en Colombia se da en un momento en el que diversos gobiernos han advertido sobre las amenazas que suponen los ciberataques, el ciber espionaje y el dominio de la información por parte de China a través del uso de esta tecnología.

Países como Reino Unido, Australia, Canadá, Japón y los Estados Unidos, han prohibido que Huawei proporcione hardware para las redes móviles de próxima generación por ser un riesgo para la seguridad cibernética, informó la cadena estadounidense CNBC.

Así lo confirmó la General del Ejército de los EE. UU. Laura J. Richardson, comandante del Comando Sur de los Estados Unidos, durante la Conferencia Sudamericana de Defensa (SOUTHDEC) que tuvo lugar en Cartagena de Indias, Colombia, a finales de agosto de 2023.

“[Esta tecnología] crea una puerta trasera que puede afectar sus redes, puede afectar la seguridad, la soberanía”, dijo la Gral. Richardson e invitó a los países a dialogar sobre estos riesgos y evitar que otras naciones caigan en sus redes. “Hay que hablar de los peligros de esta tecnología 5G, estamos hablando que la República Popular China es comunista, no respeta los derechos humanos de sus propios ciudadanos, igualmente no respeta el estado derecho”, informó el medio colombiano Caracol Radio.

Preocupación que también se dejó entrever en Bruselas a finales de junio de 2023 cuando Thiery Breton, comisario de Mercado Interior de la Comisión Europea, denunció que las empresas chinas como Huawei y ZTE constituyen un riesgo para la seguridad de la Unión Europea. “A partir de hoy, la Comisión de la Unión Europea no adquirirá servicios de conectividad que dependan de equipos de Huawei o ZTE”, publicó Breton en su cuenta de X.

En Latinoamérica el último país en pronunciarse en contra de esta tecnología ha sido Costa Rica. Paula Bogantes, ministra de Ciencia, Inovación y Tecnología y Telecomunicaciones , declaró ante diputados de este país que China representa un riesgo para la seguridad cibernética. Así mismo, el viceministro de Telecomunicaciones Hubert Vargas calificó el sistema político de la nación asiática como totalitario, que reduce el combate al espionaje informático, reportaron varios medios locales.

En agosto de 2023, el gobierno de Costa Rica decretó que sólo los países que suscribieran el Convenio de Budapest, un tratado internacional sobre ciberdelincuencia, podrían optar a contratos 5G. China -entre otros países como Rusia- no es signataria de este convenio, por lo que empresas como Huawei no podrán participar en los contratos para equipos y software 5G en Costa Rica.

Riesgos

El ministro de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de Colombia, Mauricio Lizcano, realizó la apertura de la subasta de la red 5G que tuvo lugar el 20 de diciembre de 2023, en Bogotá. (Foto: Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de Colombia)

Según el índice de ciberseguridad Global, Latinoamérica es la región más vulnerable a ciberataques. Durante los últimos años diversos gobiernos y empresas de la región han sido víctimas de estos ataques, incluido Colombia.

Pero ni los ataques que ha sufrido el país, las advertencias en ciberseguridad global o las medidas adoptadas por algunos países para proteger sus redes, parecen haber suscitado una gran preocupación nacional en el país cafetero, sobre los riesgos asociados a las empresas chinas en ciberseguridad.

“En Colombia no existe restricción alguna para las empresas chinas, ni se ha abordado en el ámbito político la necesidad de avanzar en el desarrollo de normativas y regulaciones para garantizar las condiciones de seguridad y protección de la información de los datos,” comentó Guzmán.

“No se trata de excluir competidores por ser empresas de origen específico, pero hasta que la RPC no modifique su legislación y garantice la total independencia de las empresas privadas Colombia debería excluir la participación de empresas de tecnología china dado que existe potencial de instrumentalización de estos servicios en situaciones de conflictos geopolíticos”, añadió Chacón.

Riesgo que preocupa en especial por la alta presencia de tecnología china en el país. “Nuestra advertencia aplica para todos los sectores porque Colombia está consumiendo tecnología china en movilidad, en automóviles, en carga eléctrica y hasta en aparatos de seguridad”, señalo Guzmán.

Según la investigación de Risk Analysis la mayoría de las empresas de seguridad en Colombia compran sus equipos de vigilancia como cámaras, sensores de movimientos, equipos de telecomunicaciones y tecnología de videovigilancia a empresas chinas.

Fuentes consultadas por la consultora de riesgos políticos aseguraron que periódicamente se realizan ferias de negocios en China a las que son invitados empresarios colombianos de seguridad, y todos los gastos de dicha participación son asumidos por proveedores de equipos de vigilancia y seguridad chinos. “Un ejemplo claro de las prácticas de poder blando que ha venido utilizando China en la región”, advirtió Chacón.

Recientemente el Gobierno de Colombia firmó varios acuerdos para fortalecer la economía digital con China. El Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones destacó la utilidad de la tecnología china para el bienestar de los colombianos y firmó tres acuerdos para fortalecer la economía digital, crear un programa de pasantías en empresas tecnológicas en China para estudiantes colombianos y establecer un acuerdo entre RTVC (sistema de televisión y medios públicos de Colombia), y China Media Group.

Foto de archivo. La gente mira las tecnologías 5G en el stand de Huawei durante la Conferencia Global de Socios de China Mobile 2018 en la ciudad de Guangzhou, provincia de Guangdong, en el sur de China, el 7 de diciembre de 2018. Huawei ha sido objeto de críticas de gobiernos de todo el mundo por temor a que sus equipos permitan el espionaje chino. (Foto: Liu Jialiang/Imaginechina vía AFP)

Seguridad nacional, pérdida de soberanía e inversión extranjera

Los riesgos asociados con la contratación de las empresas de tecnología china para la seguridad nacional, lo son también para la inversión extranjera, dicen los expertos. “El desarrollo de infraestructuras como la red 5G con empresas chinas hace que Colombia carezca de garantías para la seguridad de las empresas que quieran invertir en el país, por lo que Colombia dejaría de ser un país atractivo para la inversión extranjera”, dijo Chacón.

Riesgos que se extienden al peligro de dependencia y pérdida de soberanía con el sector tecnológico. “El consumo voraz de tecnología china y el anclaje a uno o varios proveedores chinos tiene el potencial de generar una relación de dependencia en donde el vendedor pone las condiciones y no el comprador que es el estado soberano”, dijo Guzmán.

Situación que, aseguran los expertos, preocupa especialmente porque Colombia desconoce cómo opera el sector empresarial de China.

“Hacer negocios con China es cada vez más opaco, más difícil; China se está volviendo un socio comercial más oscuro, más confuso, y eso tiene implicaciones para la toma de decisiones, implicaciones políticas y estratégicas graves, un debate incipiente en nuestro país”, concluyó Guzmán.

Fuente: Dialogo-Americas

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba