Salud

Algunas afecciones respiratorias se confunden con el COVID-19

Especialistas coinciden en que se deben tomar las medidas de precaución para evitar el contagio

“Entre noviembre y febrero es frecuente ver un aumento de los casos de afecciones respiratorias de las vías aéreas, tanto altas como bajas. Los protagonistas de estos procesos están por lo regular asociados a virus que emergen de manera programada para esta fecha, asociándose a la baja de las temperaturas”, explicó la presidenta de la Sociedad de Neumología y Cirugía del Tórax, Evangelina Soler.

Del domingo 6 al sábado 12 de diciembre se notificaron 92 casos sospechosos de infección respiratoria aguda y en las cuatro semanas previas, 322 casos, para un acumulado de 6,278 casos hasta esa semana, según el boletín epidemiológico semanal de la Direc- ción General de Epidemiología.

“Los virus de la influenza, el rinovirus, los adenovirus, los mismos coronavirus de otras especies diferentes al SARS-CoV-2, en definitiva, son muy frecuentes para esta época en que la temperatura suele bajar de los niveles acostumbrados”, indicó la especialista.

Tanto Soler, como la viceministra de Salud Colectiva, Ivelisse Acosta, advierten que las sintomatologías de estos virus son muy parecidas a los que presenta el COVID-19, por lo tanto, recomiendan acudir al médico inmediatamente los tengan.

“Es importante, cuando tenga síntomas asociados como malestar general, dolor de cabeza, tos seca, dolor del cuerpo y articular, secreción nasal y lagrimeo, que acuda de inmediato a su médico porque esos síntomas pueden estar relacionados con el COVID-19”, dijo Soler.

Explicó que los virus respiratorios se pueden identificar bajo algunos laboratorios como el panel viral, y también puede ser acompañado del SARS-CoV-2, pero debe ser especificado.

Virología

De su lado, el virólogo Robert Paulino indicó que no se han identificado virus respiratorios nuevos, sino aquellos que tienen temporalidad. “Vamos a tener una incidencia igual de la influenza, pero también hay una serie de coronavirus humanos”, señaló.

Paulino concuerda con Soler y Acosta en que las sintomatologías de estos virus son parecidas al COVID-19, pero aclaró que, en el caso de la influenza, la fiebre es más alta que en el SARS-CoV-2, la tos no es seca y provoca dolor muscular y articular más fuerte. “Ante el COVID-19, lo que se ha estado haciendo en los laboratorios es incluir además del COVID-19 otros virus respiratorios para irlos discriminando e ir viendo qué está pasando con esos otros”, señaló.

Recomendaciones

Además de la atención oportuna, Paulino recomienda para estos virus las mismas medidas de prevención para el COVID-19, tales como uso de mascarilla, lavado de manos, evitar aglomeraciones y los espacios cerrados.

Con respecto a las vacunas contra la influenza, la directora del Programa Ampliado de Inmunización (PAI), Rafelina Guerrero, informó que aproximadamente 300 mil dosis de vacuna han sido administradas en el país y que todavía cuentan con dosis suficientes para los próximos dos meses.

“Tenemos vacuna de la influenza disponibles en todos los puestos de vacunación. Están enfocadas a una población priorizada y como es lógico, en este tiempo los virus gripales son más frecuentes en niños pequeños y en adultos mayores, que son más susceptible estas temperaturas”, indicó Guerrero.

Virus humanos y zoonosis

Paulino destacó la importancia de saber sobre la existencia de otros coronavirus que no son el COVID-19 y que han existido por cientos de años. Explicó que esta familia se divide en dos, los coronavirus humanos y las zoonosis.

“Los virus zoonóticos son virus nuevos que nunca habían estado presentes en el ser humano y que son un salto de adaptación entre un virus de un animal y su adaptación a un ser humano. Es decir, el SARS-CoV-1, el primer intento de un miembro de la familia coronaviridae zoonóticos en afectarnos, fue una adecuación de su genoma desde el murciélago hacia los seres humanos”, indicó. Paulino aclaró que los virus zoonóticos se diferencian de los humanos en que producen enfermedades serias y graves, hasta la muerte.

Fuente: DL

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba