Editoriales Invitados

Alimentación y salud

Dice un viejo refrán que eres lo que comes y desde siempre los dominicanos hemos comido muy mal.

Todos los textos históricos hablan de la desnutrición del dominicano, de lo escaso de su dieta y de la poca variedad de su cocina, hasta que la “bandera dominicana” se convirtió en el plato nacional por excelencia.

Y aunque nuestros abuelos cocinaban con manteca de cerdo, la vida que llevaban no les creaba los problemas que tenemos los dominicanos de hoy con una dieta cargada de grasas y azúcares que nos bloquea las arterias y nos genera un sinfín de problemas médicos.

Sin embargo, hay un elemento esperanzador. Cada día más, la gente se hace más consciente de los peligros de lo que ingiere y de la importancia de una vida saludable, que envuelve no solo la ingesta de alimentos que no dañen la salud, sino también de lo que se llama un estilo de vida sano, que incluye ejercicios y otros elementos que redondean una mente y un cuerpo sano.

La invitación hoy es a ser lo que comemos, es decir, a ser sanos, diligentes y con conciencia de que lo que ingerimos determina nuestra calidad de vida.

Comentarios para este artículo

Mostrar más

Otros Artículos

Ver también

Close