Salud

Alrededor del 30 % de los latinoamericanos padece dolor crónico

MÉXICO.- Al menos 30 % de los latinoamericanos padecen dolor crónico por lo que reconocer y atender esta condición es fundamental para garantizar una buena calidad de vida en las personas, dijo este jueves a Efe la doctora María del Rocío Guillén Núñez, especialista en medicina del dolor y cuidados paliativos.

“El alivio del dolor es un derecho humano, todos quienes lo padecen deben ser atendidos y tratar en medida de lo posible resolver estos problemas”, expresó Guillén Núñez.

El dolor, dijo, es una respuesta a un estímulo nocivo sobre el organismo y cuando este se prolonga por más de tres meses se considera crónico y deja de cumplir un propósito útil.

En el marco del Día Mundial del Dolor, que se celebra el 17 de octubre, la doctora adscrita a la clínica del dolor del Instituto Nacional de Cancerología de México, recordó que en el mundo 1 de cada 10 adultos se ve afectado por este tipo de dolor.

Mientras que en los países de Latinoamérica esta cifra asciende a tres de cada diez.

La especialista explicó que alrededor de la mitad de quienes padecen esta condición se ven impedidos de caminar, hacer ejercicio, dormir adecuadamente y realizar actividades domésticas sencillas.

“Cada quien lo expresa de forma distinta, pero en mayor o menor grado la calidad de vida se merma y el dolor crónico puede llevar a la persona a perder su trabajo, su pareja, su estabilidad emocional”, aseveró.

Los orígenes del dolor puede ir desde el nivel muscular, hasta una infección o enfermedades como el cáncer, la artritis, fibromialgia y dolor neuropático.

Guillén Núñez explicó que aliviar el dolor “es un derecho humano” y es por ello que, en la medida de lo posible, la atención médica debe intentar resolver el problema cuando es agudo y de controlarlo cuando es crónico.

Aseguró que en muchos casos sentir dolor es inevitable, pero lo mejor es buscar la manera de mejorar la calidad de vida y la funcionalidad de personas de quienes lo padecen.

La base del tratamiento del dolor tipo crónico, dijo, es un buen esquema analgésico. Pero además, se debe buscar apoyo psicológico, terapia física y de rehabilitación, higiene postural cuando son problemas de los músculos, columna o articulaciones.

Pero lo más importante, apuntó, es llevar una vida más sana, alimentarse bien y hacer ejercicio en la medida de lo posible.

“Todos tenemos derecho a vivir de forma adecuada y libres de dolor. Lo más importante es que el paciente entienda que vivir con dolor no debe ser opción, porque vivir bien significa funcionar bien”, concluyó.

Fuente: EFE

 

Comentarios para este artículo

Mostrar más

Otros Artículos