Editoriales Invitados

Así no podemos

Desde hace tiempo han estado operando muchos “negocios” que adquieren sus mercancías de las actividades ilícitas. Joyerías que compran piezas y prendas a delincuentes. Se compran celulares de igual origen, entre otras cosas.En el caso de las piezas de autos, la historia es aún más larga y conocida. Hay zonas reconocidas que se sustentan de esa manera. Muchas veces las víctimas terminan comprando las partes que les roban a sus propios autos.

Y la verdad es que así no podemos. No es posible combatir el crimen y las actividades ilícitas permitiendo que estas prácticas sigan creciendo en la República Dominicana. Y que además pretendan funcionar como “negocios legales”.

No podemos darle ese rango a la delincuencia.

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver también
Cerrar
Botón volver arriba