Judiciales

Audiencia contra implicados en estafa inmobiliaria millonaria se conocerá este sábado

La audiencia de conocimiento de medida de coerción contra Emmanuel Rivera Ledesma y otros seis involucrados en la supuesta estafa millonaria a través de ventas inmobiliarias, se conocerá este sábado a las 9:00 de la mañana.

El Ministerio Público establece que la red desmantelada mediante la denominada Operación Nido asciende a más de 700 millones de pesos. En la solicitud de medidas de coerción, el MP dice que solo en entidades financieras los miembros de la estructura captaron RD$485,619,386.90. Dice además que muchos clientes pagaban en efectivo. 

De acuerdo con el órgano acusador, más de 300 personas resultaron estafadas bajo «maniobras fraudulentas». 147 de ellos presentaron formal querella, y están como víctimas en el expediente.Además, indicó que tienen más de 200 elementos de pruebas, entre las cuales están las testimoniales, periciales y financieras, entre otras.

Varias de las personas que pretendían cumplir el sueño de tener una vivienda propia a través del proyecto que les ofertaban, eran amenazados e intimidados por Rivera Ledesma, quien los desafiaba a ir a la justicia, teniendo la certeza de que saldrían sin lograr nada, según el Ministerio Público

Además de Rivera Ledesma, el Ministerio Público acusa a Emmanuel Eduardo Rivera Pichardo (hijo), María Gabriela Rivera Pichardo (hija), Escarlet Mercedes Cruz Figueroa (esposa de Rivera Ledesma), Reilin Arismendy Rosario García, Mirna Catalina Rivera Ledesma (hermana) y Juan Omar Rosario López.

Asimismo, están las personas jurídicas Inmobiliaria & Diseños Arquitectónicos (Indisarq) y CRD Equipos Pesados, las compañías creadas por Ledesma Rivera.

Califican a Emmanuel Rivera como el «Mantequilla inmobiliario»

Los abogados de las partes querellantes calificaron a Emmanuel Rivera Ledesma, acusado principal de la supuesta red de estafa inmobiliaria desmantelada bajo el nombre de Operación Nido, como el  «Mantequilla inmobiliario».

Andrés Toribio, representante de 10 querellantes junto a otros abogados, indicó que la supuesta estafa a sus clientes asciende a más de 340,000 dólares.

Mientras que, Jean Cristofel Pérez, representante de otras víctimas, indicó que además de abogar por una condena de estafa a través del juez, también lo hará por lavado de activos, delito que conlleva una pena de hasta 20 años de prisión.

Decenas de afetados acuden al Palacio con pancartas. (DIARIO LIBRE/ DANIA ACEVEDO)

Víctimas exigen justicia 

Ayer, bajo las consignas «Nos llegó la información de que aquí está el ladrón» y «¿Dime Portes que ha pasado que Emmanuel no nos ha pagado?», decenas de personas afectadas por la supuesta venta engañosa de propiedades inmobiliarias por parte de Emmanuel Rivera Ledesma se presentaron en el Palacio de Justicia para reclamar ser compensados.

Una de las querellantes, sobreviviente de cáncer, relató con voz quebrantada que su hijo quería regalarle el apartamento de sus sueños, pero resultó ser una estafa. Fernanda Cena Ramos expresó su deseo de pasar los años que le quedan de vida tranquila y con un techo donde dormir.

La arquitecta Yuris Moreno, también afectada por el caso, espera una condena justa para Emmanuel Rivera Ledesma y sus cómplices. A pesar de realizar varias llamadas al abogado representante del acusado principal, Félix Portes, no obtuvieron ninguna respuesta satisfactoria.

Sobre la acusación 

El Ministerio Público afirmó que la red criminal utilizó los vehículos societarios Indisarq y SRL, CRD Equipos Pesados, SRL, a través de las que crearon un esquema inmobiliario fraudulento para la ejecución de estafas, falsificación, asociación de malhechores y lavado de activos en perjuicio de las víctimas a las que ofertaban viviendas a través de nueve proyectos inmobiliarios.

Agregó que durante la investigación se ocuparon evidencias que demuestran que el imputado Emmanuel Rivera Ledesma utilizó nombres de personas conocidas para hacer creer a las víctimas que estaba protegido por personalidades a quienes realmente ni siquiera conoce. También, indicó que se recabaron evidencias de la ostentosa vida que llevaban varios miembros de la red con el dinero obtenido de las víctimas.

A raíz de la investigación, el imputado Rivera Ledesma inició una serie de maniobras con el objetivo de que las víctimas no se querellaran en su contra o retiraran las ya presentadas.

  • «También buscó que las víctimas le firmaran nuevos contratos e hicieran otras acciones tendentes a obstruir el proceso de investigación, lo que evidencia que el imputado y otros miembros de la red deben cumplir una medida de coerción que les impida destruir evidencias y ser una amenaza clara para las personas estafadas», añadió el órgano.

En el despliegue de la Operación Nido, el Ministerio Público y la Policía Nacional realizaron 25 allanamientos en San Cristóbal, Dajabón, Espaillat, Sánchez Ramírez y el Distrito Nacional.

El órgano acusador pide 18 meses de prisión preventiva y que el caso sea declarado complejo. 

Fuente: DL

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba