Cartas del Lector

Autoridad relajada

A raíz del toque de queda dispuesto por el presidente de la República efectivo desde el 20 de marzo pasado, se puso de manifiesto el irrespeto a la autoridad con miles de ciudadanos/as que desafiaron la disposición del presidente y del cuerpo del orden público que tiene la responsabilidad de hacer cumplir dicha disposición.

A la fecha, cerca de 60 mil hombres y mujeres han sido detenidos a nivel nacional por tal violación.

Las críticas han llovido contra esos ciudadanos/as y contra la misma policía, concluyendo con que esa institución perdió la autoridad, igual que el gobierno; se relaja y sepulta la autoridad con un director de ética del gobierno que no practica ese valor.

Pero el mayor desafío con arrogancia, ignorancia, libertinaje y politiquería se dio en Puerto Plata, cuando cientos de ciudadanos de allí se integraron al peregrinaje que encabezó un villaltagraciano con el apoyo y la negligencia de las autoridades y políticos irresponsables de allí, que ignoraron el poder expansivo y dañino del coronavirus que arrodilla al mundo.

El trastorno institucional que sufre el país ha devenido en la pérdida de autoridad, afectada por un quebranto social curable a largo plazo, con iniciativas de gobernantes responsables y serios.

Mientras el país convive con una autoridad relajada por usarla mal como hacia la Policía Nacional maltratando ciudadanos, haciendo expedientes falsos y hasta ejecuciones.

Se pierde ofreciendo y no cumpliendo como hace el presidente de la República, se pierde por manejo inapropiado de las instituciones como la Junta Central Electoral presente y pasada.

Al relajar las funciones se relaja la autoridad como lo ha hecho el congreso nacional; se pierde por implantar programas como el Peme y apoyar corruptos; se pierde por ser selectivo aplicando la ley como hacen muchos jueces y el procurador de la República; se pierde y se relaja por prácticas corruptas como la de Odebrecht y Punta Catalina.

Se relajó la autoridad institucional con: Las acciones dolosas del CEA y con los narcos: El Abusador, Figueroa Agosto, Quirino Paulino y con Quirinito; por apadrinar las botellas y las bocinas; por modificar la Constitución por angurria personal y grupal; por validar candidaturas de traficantes de drogas, y por practicar e incentivar el latrocinio, la mafia y el amor a lo ajeno.

Lic. Santiago Martínez

Comentarios para este artículo

Mostrar más

Otros Artículos

Ver también

Close