Internacionales

Bruselas ve justificado restringir o excluir a Huawei y ZTE de las redes 5G en la UE

La Comisión Europea instó a los Estados miembros que aún no han aplicado sus recomendaciones para hacer frente de forma «eficaz y rápida» a los riesgos que plantea ciertos proveedores de 5G que lo hagan «sin demora» y, en este sentido, consideró «justificadas» las decisiones adoptadas por algunos para «restringir o excluir» a las chinas Huawei y ZTE de sus redes.

«De conformidad con tales decisiones, y sobre la base de una amplia gama de información disponible, la Comisión considera que Huawei y ZTE representan, de hecho, riesgos sustancialmente mayores que otros proveedores de 5G», afirmó el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

Por ello, Bruselas apremió a los Estados miembros que aún no han aplicado las recomendaciones para que las adopten «con urgencia» y avanzó que, en su caso, tomará «medidas para evitar la exposición de sus comunicaciones corporativas a las redes móviles utilizando a Huawei y ZTE como proveedores».

En este sentido, tomará las medidas de seguridad pertinentes para no adquirir nuevos servicios de conectividad que dependan de equipos de esos proveedores y trabajará con los Estados miembros y los operadores de telecomunicaciones para asegurarse de que esos proveedores se eliminen progresivamente de los servicios de conectividad existentes de los sitios de la Comisión.

Bruselas también pretende reflejar esta decisión en todos los programas e instrumentos de financiación de la UE pertinentes.

Y es que, en su comunicación de hoy, la Comisión subraya su «gran preocupación» por los riesgos que plantean determinados proveedores de equipos de comunicaciones de redes móviles para la seguridad de la Unión, como el gigante Huawei y su competidor de menor tamaño ZTE.

Son decisiones adoptadas tras el segundo informe de progreso sobre la implementación de la «caja de herramientas» de la UE sobre ciberseguridad 5G publicado hoy y presentado en Bruselas por el comisario de Mercado Interior, Thierry Bretón.

Además de los progresos alcanzados, el segundo informe de progreso de la «caja de herramientas» sobre ciberseguridad 5G, que Bruselas lanzó en enero de 2020, recoge una lista de recomendaciones, entre ellas la de no permitir a los operadores identificados como de riesgo que instalen nuevos equipos y retirar los existentes en el «plazo más breve posible».

«Hemos sido capaces de reducir o eliminar nuestra dependencia en otros sectores como el energético en un tiempo récord, cuando muchos pensaban que era imposible. La situación con 5G no debería ser diferente: no podemos darnos el lujo de mantener dependencias críticas que podrían convertirse en un ‘arma’ contra nuestros intereses», subrayó Bretón.

El comisario francés advirtió de que no hacerlo «sería una vulnerabilidad demasiado crítica y un grave riesgo para nuestra seguridad común», por lo que reclamó «a todos los Estados miembros y operadores de telecomunicaciones que tomen las medidas necesarias sin más demora», dada la importancia de la infraestructura de conectividad para la economía digital y la dependencia de muchos servicios críticos de las redes 5G.

El informe, que incorpora recomendaciones del Tribunal de Cuentas Europeo, señala que 24 Estados miembros han adoptado o están preparando medidas legislativas que otorgan a las autoridades nacionales los poderes para realizar una evaluación de los proveedores y emitir restricciones.

De ellos, 10 Estados miembros han impuesto ya restricciones y otros 3 están trabajando actualmente en la implementación de la legislación nacional pertinente.

Bretón rehusó identificar a los tres Estados miembros que aún no han tomado medidas.

«Si bien algunos Estados miembros han hecho progresos, el informe de hoy muestra que todavía no estamos donde debemos estar», señaló, por su parte, la vicepresidenta ejecutiva encargada de Competencia y Digital, Margrethe Vestager, en el comunicado.

Y el vicepresidente comunitario, Margaritis Schinas, añadió que «identificar y restringir el acceso a los proveedores de 5G de alto riesgo es vital para sellar la infraestructura de la Unión de la Seguridad».

Estas recomendaciones llegan a pocos días de que la Comisión Europea presente una nueva estrategia sobre seguridad económica de la UE, prevista en principio para la próxima semana, y a dos semanas de que los líderes europeos discutan las relaciones entre el bloque y China en la cumbre del Consejo Europeo.

Fuente: EFE

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba