Justicia

Cabo que se unió a la protesta, vendía empanadas antes de ser policía

El cabo José De Jesús Bautista, que salió en las redes sociales cantando un rap en medio de la multitud que protestaba el viernes en la Plaza de la Bandera por la suspensión de las elecciones primarias, antes de pertenecer a las filas policiales vendía empanadas y aunque asegura que ganaba más en ese oficio, decidió entrar a la Policía para tener un salario fijo y poder estudiar.

“Yo vendía empanadas en el sector donde yo vivo en Santo Domingo Norte, en Villa Mella, y después viendo la situación yo dije: ‘necesito un empleo, un salario fijo’. En ese momento dijeron que iba a ver mejor salario, que había becas”, dijo el agente que renunció de manera informal este sábado con una carta manuscrita.

Dijo que él como Policía aparte del salario tenía seguro médico para sus hijos. “Si a partir de ahora un hijo me cae enfermo ya todo se complica porque yo tenía mi seguro”.

De Jesús Bautista pertenece a una familia de ocho miembros

“La familia De Jesús es honesta y trabajadora. Yo tengo seis hijos y nueve nietos. De esos seis hijos trabajamos todos y nos ayudamos mutuamente”, dijo Cirilo De Jesús, padre del cabo policial.

Dijo a Diario Libre que los miembros de su familia son cristianos, pero que “El Ministro” (agente policial) se integró a la Policía, aunque este sábado presentó su renuncia a la institución.

Cirilo De Jesús dijo que su familia está integrada y que siempre realizan reuniones en la casa materna.

La familia de este agente vive en Canaán Primero, en Punta de Villa Mella, Santo Domingo Norte, donde varias unidades de la Policía Nacional se presentaron a primera hora de este sábado buscando al agente que expuso su talento para el rap en las redes sociales.

“Gracias al Señor, nosotros nunca hemos tenido problemas con la Policía ni con la Justicia, somos trabajadores y honrados”, dice el cabeza de la familia De Jesús.

Señala que ante esta situación solo le queda “echar pa’ lante” y seguir trabajando para darle apoyo a José de Jesús Bautista que ya decidió renunciar de la institución del orden.

“Él tiene dos hijos, entre ellos una niña de cuatro años y el otro tiene un año, no podemos dejarlo solo”, expresó.

Comentarios para este artículo

Mostrar más

Otros Artículos