Curiosidades

Cada picadura tiene sus características y así puedes distinguirlas

Es importante identificar de cuál se trata para saber cómo actuar

Todos estamos expuestos a picaduras, ¿verdad? Más cuando pasamos tiempo al aire libre, en un parque, en la playa o incluso en nuestros jardines. Por eso aquí te listamos las picaduras más comunes, sus características, para que puedas identificarlas y saber cómo actuar.

Las picaduras de mosquitos dejan una zona roja y una especie de burbuja o roncha. Si te genera mucha molestia o dolor, debes tratarlo con algún producto específico y masajear la zona. Si notas algún síntoma más grave como fiebre, dolores articulares o vómitos, deberías consultar con un médico porque podría tratarse de alguna enfermedad.

Las picaduras de las pulgas suelen presentarse como pequeños bultos rojos, agrupados de a 3 o 4 y acompañados de mucha picazón. Debes lavarlos con abundante agua y jabón y puedes colocarte un gel o aloe vera para calmar el picor y el ardor. Evita rascarte para que no haya infecciones. Si tienes mascotas, llevalos al veterinario para que le administren algún medicamento para quitar las pulgas.

Cada picadura tiene sus características y así puedes distinguirlas

Las picaduras de araña, lejos de la creencia popular, no son para preocuparse demasiado. Claro, a no ser que te pique una viuda negra o una reclusa parda, pero que son difíciles de encontrar en ámbitos urbanos. Las picaduras suelen aparecer en forma de dos puntos equimóticos en la zona. Lava con abundante agua y jabón y ponte hielo.

Las que sí pueden ser preocupantes son las picaduras de las garrapatas, porque pueden transmitir enfermedades peligrosas como la fiebre hemorrágica crimea congo y la enfermedad de Lyme. Si te picó una garrapata, debes extraerla, poniendo calor cerca o tirando de ella de forma rápida pero suave. Luego, debes lavar con mucha agua y jabón, desinfectar y concurrir a un médico.

Las picaduras de hormigas son comunes, generalmente hacen que la piel se inflame y haya picor o ardor. Podrían aparecer ampollas, las cuales debes evitar reventar para que no haya una infección. Puedes poner alguna pomada para picaduras, pero si las ampollas no desaparecen o se multiplican debes consultar a un médico.

Las picaduras de las abejas o de las avispas suelen ser de las más dolorosas y esto tiene que ver con que el aguijón se queda en la piel. Hay muchas personas que tienen una alergia particular, por lo que deberían acudir de manera urgente al médico. Si el aguijón todavía está clavado, quítalo con pinzas y puedes aplicar barro o vinagre blanco para calmar la hinchazón.

Fuente: DL

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba