Cartas del Lector

Caminos en el Sur

Nuestra región Enriquillo sigue siendo huérfana, desatendida, poco asistida, a pesar del gran potencial que tiene para desarrollarse.

Es verdad que somos una población muy pasiva y conformista y hasta en cierto grado desconocedora de nuestra potencialidad, pero no es menos cierto que existe un alto grado de dejadez y desidia de parte del Estado para con sus necesidades prioritarias, que tal vez sea en consonancia con lo antes dicho.

No es posible que llevemos seis años en espera de que llegue a feliz término la reconstrucción de las importantísimas carreteras Azua-Barahona y Barahona-Enriquillo. También que se inicie la reconstrucción de la carretera Cabral-Polo, Polo-Enriquillo de primerísima importancia alternativa para el transporte al litoral costero y Bahía de Las Águilas, dada la susceptibilidad de la carretera Barahona-Enriquillo en el tramo El Derrumbado, ocasionada por una falla geológica.

También nos mantenemos a la espera del inicio de la reconstrucción y apertura de nuestros caminos vecinales montañosos de la zona cafetera, importantísimos para la ejecución del programa de reforestación con especies maderables, café, cacao y aguacate.

Demás está señalar la importancia de esta petición que esperamos sea bien acogida.

Camilo Cury

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver también
Cerrar
Botón volver arriba