Reporte Ciudadano

Caos y alta criminalidad en Las Caobas

“Un temor constante”, es lo que se siente en el sector de Las Caobas, en el momento de sus vecinos salir a las calles para realizar cualquier gestión en su vida diaria, debido a que los atracadores tienen  “al coger la loma” a la mayoría de los habitantes de la zona.

Un caso particular es el de Ana Brito, una señora de 59 años a quien delincuentes del sector ha perjudicado en más de una ocasión.

Brito tiene 10 años residiendo en la comunidad. Al vivir cerca de un callejón que conecta con otra localidad, cuyo entorno es regularmente desolado, tiene que vivir trancada en su casa por miedo a un robo o asalto.

 “Hemos tenido que subir la altura de la pared de la casa unas cuantas veces, porque en varias ocasiones se han entrado a robar a la casa y se han llevado todo lo que está afuera en la terraza, desde anafres, tanques de gas y todo eso se lo han robado”, declaró Brito.

Ninguno de esos episodios fueron los más traumáticos para la señora, pues un día, cuando se preparaba a salir para unos estudios médicos y debía de salir  temprano de mañana para poder llegar a tiempo a su cita, se dio cuenta de la presencia de dos individuos, a bordo de una motocicleta, a dos esquinas de donde  se encontraba, y solo a una de la calle por la cual tenía que pasar para llegar al lugar donde suele tomar  carros públicos.

“Yo dejo el celular en la casa y conmigo solo cargo un menudo de como  200 pesos, y con el dinero de pagar la cita bien escondido, que eran alrededor de 2,000 pesos, y comienzo a caminar lo más rápido que  me fuera posible, pero cuando escuché que el motor arrancó “solo dije que estaba presa y a pocos metros después me interceptaron y me revisaron de pies a cabeza y me desbarataron el moño”, narraba  Brito, quien cuenta que después de que ocurrió el hecho se devolvió a su casa y después de llorar volvió a peinarse para acudir a su cita médica. Su temor  es que algo le llegue a pasar a su familia ya que su esposo es un hombre que padece varios quebrantes de salud y su hijo a veces llega entrada la noche de la universidad.

Por: Mercedes Pujols

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba
¿Quieres recibir avisos de nuevas noticias?    OK No Gracias