Reporte Ciudadano

Charco y hoyo: una amenaza a caminantes

SANTO DOMINGO.- Años pasan y años vienen y permanece el mismo charco que ocupa parte de la calle Simón Orozco esquina Nueva Jerusalén sin que las autoridades se den por enteradas de la situación que afecta a moradores. Las aguas estancadas no se filtran debido a la falta de limpieza de los imbornales, lo que impide usar parte de la vía.

A ese problema se le suma un trabajo que se realiza desde hace tiempo para el drenaje de un área verde, poro no se termina.

Los caminantes se ven en la obligación de cruzar con el riesgo de caer en el hoyo o en las aguas estancadas, que aunque no huelen mal, están contaminadas por el tiempo que tienen estancadas.

Comentarios para este artículo

Mostrar más

Otros Artículos