Internacionales

China condena restricciones de Tokio a exportación de equipamiento para chips

Pekín presentó protestas oficiales ante Japón por sus restricciones a las exportaciones a China de equipamiento avanzado empleado en la fabricación de semiconductores.

La portavoz de la Cancillería china Mao Ning expresó hoy en rueda de prensa su esperanza de que Tokio «mantenga una posición objetiva y justa para mantener la estabilidad de la cadena de suministro global y para proteger el beneficio mutuo de China y Japón y sus empresas».

Las autoridades japonesas anunciaron recientemente que empresas niponas líderes en este sector deberán obtener un permiso especial del Gobierno para enviar a China una serie de equipos utilizados para la fabricación de chips, con el objetivo de limitar los avances militares en el gigante asiático.

«China evaluará el impacto de las políticas regulatorias de Japón y, si perjudican gravemente los intereses chinos, no nos quedaremos de brazos cruzados y responderemos con firmeza», advirtió Mao.

Las medidas japonesas afectan a diez empresas niponas punteras en el sector de los semiconductores como son el fabricante de equipos de fabricación de chips Tokyo Electron, la empresa de semiconductores SCREEN Holdings o la multinacional Nikon.

El pasado fin de semana, el ministro de Asuntos Exteriores de China, Qin Gang, se reunió en Pekín con su contraparte japonesa, Yoshimasa Hayashi, y le señaló que «Estados Unidos usó tácticas de intimidación para reprimir brutalmente a la industria japonesa de semiconductores y ahora está repitiendo sus viejos trucos contra China».

«Las restricciones solo aumentarán la determinación de China de volverse autosuficiente», avisó Qin.

Las medidas de Tokio, anunciadas la semana pasada, siguen a las ya adoptadas por parte de Washington el pasado octubre, según las cuales el Gobierno de Joe Biden intensificó los controles de exportación de las empresas chinas de semiconductores.

En los últimos años, China ha anunciado diversas medidas y planes para fortalecer la industria nacional de los semiconductores y así reducir su dependencia de fabricantes exteriores como la taiwanesa TSMC, líder del sector.

Fuente: El Nuevo Diario

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba