Columnas

Comicios del CDP y el error del senador Euclides

Por: Luis Garcia

En la República Dominicana resulta común que los partidos políticos traten de influir en el control de los gremios que nuclean a las entidades profesionales y sindicales, cada vez que abren procesos electorales, procurando la incorporación de militantes en sus directivas.

En honor a la verdad, muchas veces han sido exitosos en esas pretensiones, materializadas a través del trabajo propagandístico que llevan a cabo mediante esfuerzos de sus estructuras de asuntos profesionales, gremiales y comunitarios. Sin embargo, con los casos del Colegio Médico Dominicano (CMD) y del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP), históricamente, esas intenciones les han resultado más complicadas.

Médicos y periodistas de diferentes partidos políticos conforman las planchas que presentan a consideración de sus miembros en los procesos gremiales, al margen de directrices partidarias. En las ocasiones en que los partidos intentan inmiscuirse directamente, esas intenciones se han convertido en “búmeran”, es decir, se produce un efecto en contrario.

Indudablemente que, desconocedor de la realidad del CDP, el senador por La Vega, Euclides Sánchez, titular de la Secretaría de Asuntos Gremiales y Profesionales del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), cometió el error de anunciar que esa agrupación proponía como candidato a la presidencia de la entidad periodística al santiagués Juan Carlos Bisonó, sin militancia y desconocido en el partido que fundara el profesor Juan Bosch.

El legislador se dejó confundir de un par de profesionales del periodismo, de rango menor y medianía, que acostumbran asistir a las reuniones de los lunes del órgano morado.

En un error estratégico, comunicó por escrito la cuestión a los miembros del Comité Central, senadores, diputados, gobernadores, alcaldes y presidentes de circunscripciones, provinciales, municipales y titulares de secretarías del PLD. Como todo parece indicar que perderá Bisonó, entonces esa derrota se cargaría, innecesariamente, a esa organización.

La mayoría de los periodistas peledeístas no votará por ese candidato. Pero también la decisión unilateral del senador Sánchez alertará a los de agrupaciones políticas de oposición a ver a Bisonó como un contrario en el ámbito gremial.

En un mundo que ha cambiado rápidamente, la política sigue siendo emocional, pero requiere que quien la ejerce deba actuar de manera racional. Internet y las redes sociales han reconformado el escenario comunicacional imperante, prácticamente desde la invención de la imprenta.

La situación obliga a que la política y los políticos tengan la necesidad de transformarse y adaptarse a las nuevas realidades respecto al cambio de paradigma.

Los tiempos en que ganar una elección podía ser considerado como un pasaporte para hacer y deshacer las cosas de manera antojadiza hasta la siguiente votación, ya pasaron a la historia.

Cada decisión y declaración de los dirigentes políticos son inmediatamente evaluadas y respondidas a través de múltiples canales y directamente por la gente, sin intermediarios.

La época en que lo importante en la lucha gremial era sencillamente vencer ha concluido; ahora hay que recurrir al convencimiento y a la persuasión de los miembros de las entidades profesionales y sindicales.

Nuestros dirigentes políticos deben reflexionar para cambiar el “chip”, y abrir sus mentes a un mundo sensorial de comprensión de que las decisiones tienen que ser sopesadas, a fin de evitar sorpresas.

Intentar imponer un candidato en el CDP, como en otras agrupaciones, no puede ser la voluntad de una persona que esté al frente de un determinado órgano político.

Esto último quizá sea útil para el senador Euclides Sánchez, en su camino por alcanzar la reelección en la senaduría en la provincia La Vega en el que la fragmentación del PLD está muy acentuada. De todas maneras, le deseamos mejor suerte que la tendría la candidatura de Bisonó a la presidencia del CDP.

Comentarios para este artículo

Mostrar más

Otros Artículos